Signos que no son compatibles

Martes de ciencia en República Argentina: Sobre la cientificidad de la astrología

2019.09.03 17:42 Severianes Martes de ciencia en República Argentina: Sobre la cientificidad de la astrología

Sobre la cientificidad de la astrología

La semana pasada, asistí a un seminario fascinante dictado por mi mentor y modelo de científico Héctor Pipi Vucetich, acerca de la cientificidad de la astrología. Lo que sigue es mi recopilación lo que contó el charlista, agregando tal vez algún detalle de mi cosecha. Las partes aburridas son enteramente mías, el Pipi es incapaz de aburrir.
La pregunta a responder durante la charla fue ¿Es científica la astrología?
La tentación es responder inmediatamente ¡No! La astrología es una pseudociencia. Pero hacer eso no sería lo correcto: la astrología fue la disciplina fundante de la astronomía, como la alquimia lo fue de la química, o el curanderismo de la medicina. Tenemos hoy algunas disciplinas que llamamos "ciencias" y que aún se hallan en esa etapa inicial. La forma correcta de encarar la cuestión es:
Recorramos entonces cada uno de esos pasos

¿Qué es una ciencia?

El Pipi resumió la construcción de Bunge, que es extremadamente formal y simbólica, casi como un curso de álgebra, en cuatro puntos fundamentales.
  1. Una ciencia es internamente coherente:
    Una ciencia es un cuerpo de conocimientos, ordenados y organizados en teorías, que son mutuamente coherentes y no contradictorias. La existencia de escuelas mutuamente incompatibles dentro de una dada disciplina pone en duda su cientificidad.
    Por ejemplo, la física es un conjunto enorme de conocimientos, las teorías que la constituyen no se contradicen entre sí. A pesar de la mala divulgación, la mecánica de Newton no contradice a la relatividad en su área común de aplicación: los objetos que se mueven a velocidades muy bajas.
  2. Una ciencia presenta coherencia con otras ciencias:
    Las diversas ciencias tratan sobre fenómenos en principio distintos, que a veces resultan ser el mismo fenómeno visto desde diferentes ópticas. En ese caso, no hay contadicciones: las predicciones de las diferentes ciencias son compatibles entre sí.
    Por ejemplo, la biología no contradice a la física, cuando se consideran los seres vivos como sistemas termodinámicos. La segunda ley, que dice que el desorden siempre aumenta, se aplica a sistemas termodinámicos cerrados, mientras que los seres vivos son sistemas abiertos.
  3. Una ciencia es contrastable con el experimento:
    Una ciencia hace predicciones acerca de fenómenos observables, que se pueden contrastar con la realidad. Deben ser tales que se pueda distinguir un resultado que las confirme de otro que las contradiga.
    Por ejemplo, la biología, y en particular la evolución darwiniana, predicen que si el ambiente cambia abruptamente, las especies se extinguirán o se adaptarán al nuevo entorno. Si investigamos el registro geológico, comprobaremos que eso es exactamente lo que ha sucedido en el pasado.
  4. Una ciencia es revisable de acuerdo a los resultados de la contrastación:
    Finalmente, la ciencia es continuamente revisada y modificada para hacerla compatible con los resultados de las nuevas observaciones. La no revisabilidad y la adhesión a postulados cuyas consecuencias son inconsistentes con las observaciones es un signo de pseudociencia
    Por ejemplo, al notar que el electromagnetismo y la mecánica eran incompatibles a velocidades altas, comenzó una revisión de postulados de la física que terminó en la teoría de la relatividad. La observación de que la radiación de cuerpo negro era incompatible con la mecánica, dio origen a la física cuántica.

¿En qué consiste la astrología?

La astrología se basa en la creencia de que la posición de los planetas en la esfera celeste en un dado momento, influye en la dinámica de los acontecimientos terrestres, incluidos la personalidad y el destino de las personas. Su método consiste en la construcción de cartas basadas en la posición relativa de los cuerpos celestes en un momento determinado. Por ejemplo, una carta natal basada en las posiciones de los planetas en el momento del nacimiento de una persona, permitiría extraer información acerca de su personalidad o de su suerte futuras.
Las cartas se confeccionan de acuerdo a un método bien definido, que se basa en
Con esto, conociendo con cierta precisión una hora y un lugar, el astrólogo puede reconstruir usando cálculos astronómicos, qué planeta estaba en cuál signo y en qué casa. Las casas, los signos, y los planetas, tienen significados, que el astrólogo usa para redactar su predicción.
Entonces ahora sí, podemos finalmente responder la pregunta:

¿Es científica la astrología?

En otras palabras, los métodos y prácticas antes descriptos ¿cumplen los puntos 1. a 4. enunciados más arriba?
  1. Una ciencia es internamente coherente:
    Si bien los postulados de la astrología son sorprendentemente similares en las tradiciones griega, india y china, hay dentro de ella escuelas que asignan significados diferentes a planetas, signos y casas.
    Esto es una mala señal, aunque de por sí no es determinante. La presencia de escuelas diferentes fue una realidad en varias ciencias modernas en sus etapas iniciales de desarrollo. El punto aquí es que la dirección del avance científico debe ser la de eliminar las diferencias entre ellas. No parece haber sucedido eso eso en el caso de la astrología
  2. Una ciencia presenta coherencia con otras ciencias:
    En este punto la astrología falla estruendosamente. Sus postulados se dan de frente con casi cualquier otra ciencia con la que se contrasten.
    Por ejemplo, la astrología es incoherente con la física: ¿de qué modo influyen los planetas sobre la Tierra? De todas las interacciones fundamentales ¿cuál es la que da origen a la influencia plasmada en una carta natal? La gravedad del obstetra es mayor que la de cualquier planeta. También lo es la luz que refleja, y cualquier tipo de radiación electromagnética. ¿O se trata acaso de una interacción nueva aún desconocida? De ser así, entonces ¿como puede dicha influencia propagarse instantáneamente desde la posición de los signos zodiacales hasta la Tierra? ¿se mueve acaso más rápido que la luz?
  3. Una ciencia es contrastable con el experimento:
    En esto la astrología cumple la condición fundamental de hacer predicciones contrastables... y en todos los casos en los que fueron testeadas, indistinguibles de una elección al azar. Este punto, si fuera el único, no la haría una pseudociencia, sino sólo una teoría falsa.
    Aquí es donde entra el hermoso experimento hecho por Shawn Carlson, entonces estudiante de física y hoy divulgador y promotor de la ciencia amateur. Carlson se contactó con el National Council for Geocosmic Research, una asociación norteamericana de astrólogos, y acordó con ellos un test de la efectividad de la astrología.
    La asociación propondría 28 de sus miembros. Carlson proveería a cada astrólogo los perfiles psicológicos de tres sujetos, y los datos precisos de nacimiento de uno de ellos. Con esto Los astrólogos determinarían, usando la carta natal, a cuál perfil pertenecían los datos. Si el método astrológico funcionara, el porcentaje de aciertos debería ser mayor al 33% que se obtendría por puro azar...
    ...y no lo fue. De hecho fue casi exactamente igual al 33%, lo que demuestra que las cartas natales no predicen mejor que lo que lo haría un dado.
    Otro experimento que demuestra la poca efectividad de la astrología es el de los gemelos horarios. Personas que nacen separadas por menos de cien metros, que es la resolución espacial que tienen las cartas natales, y con pocos minutos de diferencia. Estas personas deberían tener personalidades y destinos similares... y no sucede así, según un estudio hecho con datos de los hospitales londinenses.
  4. Una ciencia es revisable de acuerdo a los resultados de la contrastación:
    Aquí la astrología vuelve a fallar. A pesar de los experimentos antes descriptos, los astrólogos no han modificado la teoría para adaptarla a los hechos. Al contrario, siguen estancados en una formulación cuya antigüedad pretenden sea un signo de su certeza.

Conclusión

Con esto terminó Vucetich el análisis de la cientificidad de la astrología.
En conclusión, la astrología no cumple los criterios arriba enumerados para ser una ciencia, y debe ser clasificada como una pseudociencia, junto con la alquimia, la homeopatía, el psicoanálisis, la teoría feminista, y la escuela económica neoliberal.
submitted by Severianes to Republica_Argentina [link] [comments]


2018.10.09 12:19 Severianes Martes de ciencia en Republica Argentina: Big bang

Big bang

Al salir al aire libre durante la noche, vemos el cielo cubierto de estrellas. Son millones, si quisieramos contarlas perderíamos la cuenta muy rápidamente. Muchas de ellas forman parte de nuestra galaxia, que es una agrupación de miles de millones de estrellas conocida como Via Lactea. El nombre se debe a que los griegos la veían como una mancha blanca cruzando el cielo, lo que da una idea de lo que la contaminación lumínica nos oculta hoy en día.
En el universo hay miles de millones de galaxias similares a la Vía Lactea.
Ahora bien, según la leyenda, al ver una manzana caer a la luz de la Luna, Isaac Newton se preguntó
Si la manzana cae ¿por qué no lo hace también la Luna?
La respuesta, que llevó a Newton a descubrir las leyes de la Mecánica, es relativamente sencilla: al estar la Luna girando alrededor de la Tierra, la fuerza centrífuga generada por tal rotación evita que la gravedad la haga caer sobre nosotros.
Pero entonces esto motiva una primera pregunta ¿por qué no caen las galaxias unas sobre otras?. Ciertamente la fuerza de gravedad hace que se atraigan ¿están acaso girando en torno a un centro común y por eso no caen? La respuesta es, paradógicamnete, no. Si bien las galaxias giran sobre si mismas, evitando así que las estrellas que las componen se precipiten hacia su centro, no están a su vez girando en torno a algún hipotético centro del universo.
Pero entonces ¿por qué no caen?
Ese misterio fue resuelto por Edwin Hubble y Milton Humason, quienes descubrieron que las galaxias se alejan unas de otras a gran velocidad. En otras palabras, las galaxias no caen hacia un centro común, al igual que no cae hacia la tierra un objeto que acabamos de arrojar hacia arriba mientras aún está subiendo. Si bien la gravedad está tirando de él, su velocidad inicial hace que no se dirija inmediatamente hacia abajo.
La historia del descubrimiento de Hubble y Humason es muy interesante. Hubble era astrónomo. Humason era guía de burros. En serio. Conoció a Hubble cuando se construía un telescopio en la cima del Monte Wilson, mientras llevaba los burros que cargaban las piezas hasta el lugar. Hubble se impresionó con la inteligencia de Humason y lo incorporó a su equipo. E hicieron uno de los descubrimientos más impresionantes de la historia de la humanidad.
¿Cómo supieron Hubble y Humason que las galaxias se alejan unas de otras? Usaron un fenómeno conocido como efecto Doppler, que se manifiesta cuando la fuente de una onda se está moviendo.
Hubble y Humason notaron que la luz de las galaxias lejanas es ligeramente roja, y que lo es más cuanto más lejos está la galaxia. Eso significa que las galaxias se están alejando de nosotros, más rápido cuanto más lejanas.
Además de explicar por qué la gravedad no hace que las galaxias se aglutinen cayendo unas sobre otras, el descubrimiento de Hubble y Humason plantea nuevas preguntas: si las galaxias se alejan, las más lejanas a velocidades altísimas, eso implica que en el pasado estuvieron más cerca. Bueno, pero entonces ¿qué tan cerca estuvieron?
¡Aja! pero entonces hubo un pasado donde el universo estaba completamente lleno de una sopa de material estelar extremadamente caliente. Y un escenario como ese tiene consecuencias observables.
En efecto, cuando algo está caliente, brilla. O sea emite calor en forma de ondas electromagnéticas. Hoy deberíamos ser capaces de detectar el calor emitido hace eones por la sopa de partículas que llenaba el universo. Pues bien ¿podemos hacerlo?
La historia del descubrimiento de esa radiación de fondo cósmica o fondo cósmico de microondas es también una historia fascinante.
Resulta que unos ingenieros de la empresa Bell llamados Arno Penzias y Robert Wilson, experimentaban con una antena supersensible para comunicaciones satelitales. La antena tenía un maldito zumbido que no podían eliminar por más que agregaran filtros y refinamientos. Y concluyeron que el ruido era un fenómeno real y no un efecto epúreo debido a la antena.
Un amigo de Penzias había visto un manuscrito que se proponía publicar el físico David Wilkinson sobre la radiación de fondo cósmica ¡Voilá! Lo que estaban escuchando era el eco del Big Bang, la radiación calórica emitida en el pasado por esa sopa hirviente de material estelar.
En otras palabras Penzias y Wilson hallaron la prueba de que se podía extrapolar hacia el pasado el descubrimiento de Hubble y Humason. Demostraron que las galaxias estuvieron tan cerca que las estrellas no tenían identidad, y todo era un mar caliente de material estelar.
Pero... ¿se puede extrapolar aún más hacia atrás?
Lo interesante de la historia del Big Bang, de Hubble y Humason y Penzias y Wilson y Winkinson, es que muestra la horizontalidad de la ciencia. Humason era arriero, Penzias y Wilson eran ingenieros, Hubble y Wilkinson eran científicos. Y el aporte de todos ellos fue crucial para resolver el problema.
Porque ciencia no es "eso que hacen los científicos", ni cualquier cosa que haga un científico se debe llamar ciencia. Y las credenciales no importan. El credencialismo es uno de los signos de crap sciencie, ningún científico serio exhibe títulos para probar un punto. Cuando la ciencia no acepta opiniones "alternativas" no es porque vengan de personas sin título de científico, sino por falta de pruebas.
Es decir, cuando se cuestiona una opinión "disidente", es porque se requiere que sea compatible con todo lo demás que ya se sabe, no por la ausencia de un título en quien la esgrime. Por eso la denuncia de la ciencia como una escuela de iniciados no solo es maniquea y autoindulgente, sino además profundamente errada.
Uno de los más grandes descubrimientos del siglo XX se lo debemos a un arriero y a dos ingenieros, a quienes nadie excluyó de una imaginara torre de marfil. Pero claro, Humason ni Penzias y Wilson pretendieron "desenmascarar una conspiración", sino que tuvieron la humildad de aprender lo que fuera necesario para probar su descubrimiento.
Cierro con un link a un viejo post en mi blog, torpemente ficcionado, sobre el Big Bang.
submitted by Severianes to RepublicaArgentina [link] [comments]


2018.10.05 05:59 thesircurly Los signos que no son compatibles en el amor ~ Todo por Amor

Los signos que no son compatibles en el amor ~ Todo por Amor submitted by thesircurly to u/thesircurly [link] [comments]


2016.09.14 17:48 EDUARDOMOLINA Alba Rico: “Pablo Iglesias e Íñigo Errejón tendrán que debatir y llegar al consenso”. “Las diferencias, que existen, caben dentro del proyecto. Es imposible imaginar un Podemos sin Pablo o sin Íñigo, con sus respectivas culturas políticas

https://www.cuartopoder.es/deidayvuelta/2016/09/14/santiago-alba-rico-entrevista-podemos-madrid-iglesias-errejon/10131
"Este filósofo y escritor es autor de numerosas publicaciones, principalmente ensayos. En los años 80 ejerció como guionista en el conocido programa de televisión infantil La Bola de Cristal. Actualmente es colaborador de cuartopoder.es y otros medios. Señala que ha sido un hombre de partido político fallido hasta que surgió Podemos, con el que se siente identificado. No en vano, concurrió simbólicamente en las elecciones del pasado 20-D como candidato a senador por la provincia de Ávila. Santiago Alba Rico (Madrid, 1960) atiene a este medio vía llamada online desde Túnez, país en el que reside de forma habitual, para analizar cuestiones de plena actualidad en Podemos como la presentación de varios proyectos para renovar el partido en la Comunidad de Madrid.
— El otro día escribió un artículo sobre Proceso Adelante, la iniciativa lanzada por, entre otras personas, Tania Sánchez y Rita Maestre, para renovar Podemos en la Comunidad de Madrid. En él señala que el proyecto tiene una clara intención de superar el conflicto madrileño y es positivo ¿Por qué cree que es así?
— Con una cierta ingenuidad, yo y otras personas muy cercanas incluso de mi familia que no están vinculadas a Podemos, salvo a través quizás del voto, lo recibimos con enorme alborozo. Nos pareció una buena noticia. En primer lugar porque es una iniciativa dentro de un proceso autonómico que se acaba de abrir con unas características que vale la pena subrayar y elogiar. Es una propuesta muy desmasculinizada, estrictamente madrileña, que apuesta por reactivar los círculos. Y al mismo tiempo, algo para mi fundamental, que aspira a cerrar esta polarización muy alimentada por los medios de comunicación que acababa interpretando Podemos como un choque de ismos. Esta candidatura me parece que rompe con ese choque de errejonismos y pablismos. Me lo parecía porque se une gente variada que procede de muy distintos sitios. Unos, calificados como errejonistas, otros que de ninguna manera pueden ser identificados como pablistas o errejonistas, como es el caso de Tania Sánchez. Y apoyada por mucha gente que es claramente identificada como pablista, que trabaja muy cerca de Pablo Iglesias. Desde Lara Hernández a Eduardo Fernández Rubiño o Miguel Vila. Por tanto, para mí fue una gran alegría teniendo en cuenta que esta presunta fraccionalidad ha generado muchas tensiones dentro de Podemos en los últimos meses. A mi me pareció, y esto da buena medida de mi ingenuidad, sobre todo una iniciativa pablista en el sentido que de alguna manera se hacía eco de algo que Pablo ha repetido muchas veces que es la necesidad de revisar la organización y superar Vistalegre. Me parece que debe servir para eso, el cómo a través de un experimento estrictamente madrileño se puede comenzar a superar Vistalegre.
— Iglesias, sin embargo, dijo que habría candidaturas mejores. Y desde su entorno han visto este movimiento con muchos recelos y como un desafío en algunos casos ¿Por qué cree entonces que se dieron esas reacciones?
— Creo que como resultado de la propia construcción de Podemos en Vistalegre y, de alguna manera de su fracaso, bajo la presión de los medios de comunicación del régimen del 78, en lo interno de Podemos se generan muchos malentendidos. Pero a mí no me cabe la menor duda de que Pablo, como secretario general indiscutible e imprescindible de Podemos, va a adoptar una posición de entera neutralidad. En todo caso lo que sí ha hecho, quizás no de la manera más acertada formalmente, es destacar el hecho de que va a haber varias iniciativas. Creo que eso no es malo, hay que recibirlo como una buena noticia y aceptarlo con normalidad.
— Hay quien piensa, como por ejemplo señaló Manolo Monereo en una entrevista con este medio, que reflejar algún signo de división interna, aunque se pretenda un debate político, debilita a Podemos sobre todo por la utilización que harán los enemigos del partido. ¿Comparte ese planteamiento?
“Que personas que tienen proyectos políticos diferentes se sienten a negociar devuelve a Podemos su espíritu original”
— Tenemos que empezar a perder un poco el miedo. Respecto a la entrevista de Manolo, que es sin duda la mejor cabeza política e intelectual de este país y la que tiene más experiencia por lo que puede prestar un mejor servicio a Podemos en términos de pedagogía política y mediación, solamente hay dos cosas que critico un poco. Una es su hipersensibilidad. El miedo que tiene a que se haga daño a Podemos, porque lo sabe muy expuesto y vulnerable y es perfectamente consciente de lo que significa en términos mediáticos, y que haya considerado que hay una situación de excepción en la que tenemos que tener un especial cuidado. Yo creo que Podemos, desde que nació vive una situación de excepción. Pero aquí lo que hay es un proyecto de normalización que se inscribe en una convocatoria de asamblea ciudadana, decidida en un Consejo Ciudadano en el que los errejonistas no estaban. Hay que negar que este proceso abierto en Madrid tenga nada que ver con una situación de excepción. Es más bien una tentativa, algo para experimentar una revisión de Vistalegre. La iniciativa de Proceso Adelante, como la de Ramón Espinar u otras se inscriben en ese marco de revisión y normalización política. En ese sentido hay que aceptarlo sin miedo y sin considerar siempre aquello que de todas maneras va a ocurrir, que es que hagamos lo que hagamos siempre será utilizado contra nosotros. La otra cosa es que yo no creo que se trate de una reconciliación como dice Manolo. Las reconciliaciones se producen entre amigos o enamorados. Yo no creo que haya aquí una serie de personas afectivamente enemistadas y que tengan que sentarse a tomar unas cañas para darse un abrazo. Es todo lo contrario, son personas que siguen distanciadas en otras cuestiones, que incluso tienen proyectos políticos diferentes y que han decidido en cualquier caso sentarse a negociar un espacio común de debate. Negociar un espacio común de debate allí donde, hay que reconocer que hay dificultades, se ha creado una lógica faccional. Esto sólo puede ser una buena noticia. Que personas que tienen proyectos políticos diferentes estén dentro de un proyecto político común y se sienten a negociar un espacio común para debatir, eso es precisamente lo que devuelve a Podemos a su espíritu original, suponiendo que sepamos cuál es ese espíritu que tantas voces citan y de maneras tan distintas.
— Se habla mucho de las diferencias que existen entre las corrientes de Podemos. Y por ello se generan iniciativas distintas ¿Cuáles cree que son esas diferencias?
— Una cosa que sí creo que es importantísima subrayar es que el proceso de Madrid es estrictamente madrileño y nada tiene que ver con otras diferencias que pueda haber a nivel estatal. Y luego aquí yo sí daría la razón a Manolo. En el sentido de que uno de los problemas que no ha sabido resolver Podemos, por los calendarios electorales apremiantes, por la dificultad de correr y atarse los zapatos, es saber cuáles son las diferencias políticas porque no hay realmente espacios de debate y deliberación. Yo voté a favor de la propuesta ganadora en Vistalegre. Con mis reparos y reservas, me parecía fundamental construir lo que entonces se llamó una maquinaria de guerra, con un lenguaje que a mí me gusta poco por razones obvias. Pero sí que era una maquinaria electoral para afrontar calendarios electorales muy apremiantes. De todas formas, Vistalegre daba mucho más de sí. Creó una serie de órganos que han quedado vaciados de todo poder, no sólo decisorio sino deliberativo. Ésto lo llevo escribiendo desde hace más de un año en muchos artículos. Me preocupa que los órganos emanados de Vistalegre estén dejando de valer para lo que nacieron, que era la deliberación y toma de decisiones. Lo que ocurre, allí donde no hay órgano de deliberación, es que todo se hace en los márgenes, la oscuridad y la semi-oscuridad, algo que alimenta las ficciones pero también las realidades de las facciones y alineamientos. Eso es con lo que hay que romper. Y es por lo que recibí con alborozo la iniciativa de Proceso Adelante porque pensé que debe servir justamente para revisar Vistalegre e iniciar en Madrid una reconstitución que luego se debe ampliar a todo el Estado como condición de una verdadera funcionalidad y eficacia de una organización en la que eso debe estar puesto al servicio de la gente y los problemas reales.
Una cosa que me preocupa de los últimos días es que no he mantenido con nadie de Podemos una conversación que versase sobre el mundo, todas eran en clave interna. Esto no es bueno para Podemos. Se trata de quebrar esa lógica, crear espacios de debates democráticos donde podamos, si hace falta, partirnos la cara pero sin que eso genere sombras o sospechas por parte de nadie. Desde luego creo que en el caso de Manolo estamos de acuerdo en eso. Lo conozco, lo respeto y lo admiro como a pocas personas en este mundo y yo sé que lo que hay en él es sobre todo como un exceso hipocondríaco de preocupación por el daño que pueden hacernos desde fuera aquellos que obviamente quieren acabar con Podemos. Dentro de Podemos seguramente habrá aunque no los podemos localizar, militantes aislados que quieren acabar con Pablo. Yo desde luego no conozco a nadie que discuta su liderazgo.
— En la idea de lo que debe ser Podemos, ¿no hay diferencias entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón? “Hay que crear espacios de debates donde podamos, si hace falta partirnos la cara pero sin que eso genere sospechas por parte de nadie”
— Seguro que las hay, y es bueno que las haya. Esas diferencias sólo pueden ser enriquecedoras. Lo que yo digo es que esas diferencias, que existen, caben dentro del proyecto de Podemos. Es imposible imaginar un Podemos sin Pablo o sin Íñigo. No sólo con las características personales de cada uno sino también con sus respectivas culturas políticas. Tendrán que debatir y llegar a un consenso. Lo han hecho otras veces. Unas veces ese consenso ha sido acertado y ha dado un empujón a Podemos. Otras veces se han podido equivocar y han hecho retroceder a Podemos. Lo que es inimaginable es un Podemos sin alguno de los dos y sin la multitud de diferencias estratégicas y políticas que en estos momentos hay, con una confluencia enredada con muchas fuerzas. Esas diferencias sólo se pueden resolver con espacios de debate y deliberación transparentes. Lo organizativo y lo político son factores inseparables de manera que si no resolvemos lo primero tampoco lo segundo. Resolver las dos cosas es la única garantía de que realmente podamos convencer a una mayoría social para que apoye a Podemos y nos lleve a gobernar las instituciones.
— ¿Puede llegarse a un consenso en el proceso de Podemos Comunidad de Madrid y lograr un proyecto unitario para reconducir la situación?
— Lo ideal es que primero se genere un espacio donde se puedan discutir todos y eventualmente confluir todos o varios de ellos. Creo que el proceso iniciado es largo, de dos meses, no ha hecho más que empezar. Cualquier iniciativa, documento o propuesta debe ser discutida pública y transparentemente. Si se consiguen unir candidaturas o propuestas, cuanto más lejos se llegue en esa perspectiva mejor. Pero no nos debería dar mucho miedo encontrarnos con proyectos claramente distintos y que se discutan y luego en un proceso de primarias venza la lista más votada. Ya veremos qué pasa cuando se llegue a la formación de listas. Ahora creo que en todo caso deberíamos llevar esto con absoluta normalidad y alegría por el proceso. En mi caso, con regocijo hacia esta iniciativa que personalmente me parece muy esperanzadora por sus características. Cuando llegue la hora de votar en primarias, cuanta más unidad haya entre todos los actores, más fortalecido saldrá el Consejo Ciudadano y el proyecto de Podemos.
— ¿Considera que desde los poderes económicos o mediáticos se está deseando que se presente un liderazgo alternativo a Iglesias?
— Estos poderes económicos, como el espíritu hegeliano, no tienen escrúpulos. Por tanto, cualquier vía que crean que les puede servir para debilitar Podemos primero y luego destruirlo, la van usar. Van a generar siempre dudas sobre la unidad de Podemos; van a tratar de generar divisiones internas y aprovecharlas mediáticamente para alimentarlas y acentuarlas en una profecía autocumplida. Van a utilizar todos los recursos a su alcance para destruir el proyecto Podemos. Por eso creo que tenemos que tener también mucho cuidado con alimentar relatos faccionales porque son los que acaban proporcionando leña y carnaza a estos grandes poderes que son los que llevan determinando décadas la realidad política de España.
— Sobre el proceso de investidura, a raíz de un artículo sobre la posición de Anticapitalistas, destacó que estaba de acuerdo con apoyar un Gobierno del PSOE pero desde fuera, es decir, sin que Podemos entre en el ejecutivo. La posición oficial del partido es que hay que entrar. ¿Por qué defiende lo primero? ” En estos momentos, creo que Podemos perdería más que ganaría yendo a terceras elecciones”
— De entrada quiero recordar que yo no tengo ningún cargo orgánico o público en Podemos. Soy sencillamente un escritor que cree después de mucho tiempo haber encontrado su partido. He sido un fumador fallido, algo beneficioso para mi salud, y un poeta fallido, algo muy beneficioso para el mundo. He sido también un hombre de partido fallido, sólo después de los 50 he encontrado un partido que creía que me representaba y que veía que debía apoyar. Hablo por tanto como alguien que ha encontrado su partido y al que le gustaría cuidarlo lo más posible y lograr, en la medida en que yo pueda ayudar de alguna manera, que alcance el Gobierno para cambiar radicalmente este país. Dicho esto, en mi condición de escritor crítico en todas direcciones y que cambia de opinión tantas veces como cambia el mundo de forma y contenido, creo que las condiciones respecto a hace 6 meses han cambiado. En estos momentos Podemos creo que perdería más que ganaría yendo a terceras elecciones. Tiene un capital trabajosamente conseguido de 71 diputados, que no es pequeño. Sería muy bueno que se convirtiera en la oposición de izquierdas al PSOE, tener tiempo para esta reorganización y revisión de Vistalegre, para reenganchar y movilizar a la ciudadanía y esperar una oportunidad que sin duda nos daría cualquier Gobierno pero más uno débil y en minoría del PSOE. He leído un artículo del periodista Javier Gallego que me ha gustado mucho y decía algo muy parecido que es que estando en la oposición se puede ganar aire, experiencia, emociones, etc. Pero con unas nuevas elecciones, la desmovilización de los votantes podrían hacernos perder votos, presencia o legitimidad. Eso tenemos que conservarlo porque la situación general en Europa y en el mundo determina que Podemos sea necesario como dique de contención de un tsunami destro-populista y casi fascista. Pero reitero, lo digo desde fuera sin querer ni provocar ni orientar ningún debate interno.
— ¿Qué movimientos cree que hará el PSOE?
— Pedro Sánchez está atrapado entre un baronato que quiere acabar con él y quitárselo de encima y la imposibilidad, impuesta desde dentro, de llegar a un pacto de Gobierno con Podemos. La duda es ver cuánto va a resistir. A veces pienso que se está creyendo, que no es sólo por pragmatismo y supervivencia, algo así como que es el héroe del cambio enfrentado a los grandes poderes fácticos económicos y barones de su partido. Todo va a depender de cuánto resista y si realmente por razones de supervivencia o convicción quiere asumir la presidencia. En ese caso, tendrá que mover ficha después ya de las elecciones vascas y gallegas. Ahora de momento va a ser todo un permanente marear la perdiz, mantener la tensión mediática pero sin inclinarse en ninguna dirección. Después, veremos. Puede ocurrir que si obtienen un mal resultado en las dos, acabe claudicando ante el IBEX y las presiones para llegar a algún acuerdo con el PP a cambio de poca cosa. Si no, tendrá que decidir si se deja sacrificar por el partido sin lucha o la presenta y hace algún tipo de propuesta.
— Respecto a la confluencia dentro de Unidos Podemos, ¿qué futuro a medio y largo plazo espera a ese espacio?
— Va a ser complicado, hay que reconocerlo. Pero una vez lograda la confluencia hay que mantenerla. Ahí dependerá de todas las partes, porque son más de dos, no sólo eso sino robustecer esa confluencia. Esto, algo que digo de forma totalmente personal, sin que se impongan viejas dinámicas discursivas y organizativas de una izquierda que yo creo, la mayoría social de este país identifica más bien con el pasado. Puede ser triste que se identifique con el pasado mientras que a Rajoy se le identifique con el presente y futuro. Pero creo que nos tenemos que mover en esos mimbres y conservar la confluencia al mismo tiempo haciendo entender en discusiones lo más abiertas y respetuosas posibles que hay ciertas formas que no son compatibles con la actual coyuntura política. Pero creo que la IU renovada con Alberto Garzón a la cabeza es bastante consciente de todo esto. Desde luego lo ha demostrado porque no sólo se hizo un esfuerzo desde Podemos sino también desde IU y personalmente por Garzón. En la izquierda es todo mucho más complicado. Cuando no es el poder y el dinero lo que une, está claro que las discusiones van a ser mucho más agudas. Cuando uno cree que lo que está en juego es la razón esto siempre se defiende con mucho más calor y pasión que los escrúpulos cuando a cambio de perderlos tienes una cuenta en Suiza o Panamá. En la izquierda siempre vamos a tener estos problemas que sólo se resuelven con organizaciones transparentes y democráticas en las que se pueda discutir todo a calzón quitado."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.07.04 18:18 EDUARDOMOLINA José Antonio Martín Pallín. Magistrado emérito del Tribunal Supremo. El patriotismo constitucional. La Patria no puede ser un patrimonio exclusivo de los que desprecian o simplemente soportan los principios democráticos.

http://ctxt.es/es/20160629/Firmas/6943/patriotismo-podemos.htm
"Cuando el líder de Podemos habló de patriotismo, los guardianes de las esencias saltaron a la yugular de Pablo Iglesias, tachándole, como mínimo, de incoherente, ya que su verdadero rostro es, según ellos, el de rompepatrias. La palabra Patria ha estado siempre cargada de simbolismos y de significados emocionales que han resultado extremadamente peligrosos. Todavía, en los tiempos presentes, tiene un fuerte componente de pasados absolutistas, autoritarios y fascistas.
Han sido tantas las tragedias que ha originado la invocación de la Patria que, al final de la Segunda Guerra Mundial, muchos alemanes no tuvieron otra opción que reformularla a la vista de lo que había sucedido cuando la Patria aria era el símbolo de la supremacía de una raza a la que debía someterse la mayoría de los pueblos.
Conscientes de la imposibilidad de retomar el concepto tal como venía siendo acuñado y utilizado, después de las catástrofes que había ocasionado el nazismo y sus políticas de exterminio, decidieron reinventarlo a la vista de los nuevos valores que se habían encarnado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.
Algunos pensadores llegaron a la conclusión de que el único patriotismo compatible con una sociedad plurinacional, cada vez más intercomunicada, no era otro que el patriotismo constitucional. El término fue acuñado por el politólogo alemán Dolf Sternberger y desarrollado con mayor profundidad por el filósofo Jürgen Habermas.
En realidad, se trataba de potenciar los valores cívicos y republicanos que siempre aparecen diluidos o borrados en los regímenes autoritarios. Todas las personas que comulgamos con las ideas de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos estamos convencidos de la potencia aglutinadora de su contenido. Su lectura debería ser materia obligatoria en todas las escuelas. En su Preámbulo se hace un examen de conciencia para llegar a la conclusión de que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias. Consideran esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión.
La verdadera Patria es aquella en la que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. La libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana.
Todas las personas que comulgamos con las ideas de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos estamos convencidos de la potencia aglutinadora de su contenido
Para Jürgen Habermas no puede existir un patriotismo que no reconcilie la identidad cultural con las leyes democráticas y cristalice de forma integradora unos principios y procedimientos que trasciendan más allá de los límites de una nación.
Lo que me parece válido para una Alemania liberada del nazismo lo reivindico para mi país. Hemos vivido, durante 40 años, un régimen aupado por el nazismo y el fascismo, según declaración de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Algunas de estas reliquias, atenuadas por el signo de los tiempos, todavía perduran en pleno siglo XXI. La Patria no puede ser un patrimonio exclusivo de los que desprecian o simplemente soportan los principios democráticos.
El patriotismo, según los Principios del Movimiento Nacional, se plasmaba en el servicio a la unidad, grandeza y libertad de la Patria, como deber sagrado y tarea colectiva de todos los españoles. La integridad de la Patria es intangible. El hombre era portador de valores eternos y miembro de una comunidad exclusivamente nacional, sin ninguna aspiración de aproximarse o de integrarse en una comunidad de naciones. Su escala de valores era meridianamente clara. Constituía un título de honor para los españoles el servir a la patria, con las armas, no con la inteligencia, la investigación o la cultura democrática.
La Constitución de 1978 incrusta en su texto alguno de estos principios, consagrando la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y encomienda al Ejército la defensa de su integridad territorial y del ordenamiento constitucional. Se mantiene la bandera rojigualda y al margen de su texto se asume el himno nacional establecido por Decreto de 17 de Julio de 1942. El amor a la patria de los que se autoproclaman constitucionalistas, con carácter excluyente, se concreta en estos presupuestos intangibles, sazonados con algunos fragmentos selectivos del texto constitucional, siempre relacionados con la supremacía indiscutible y la libertad intocable de los mercados y de la economía neoliberal.
El patriotismo, según los Principios del Movimiento Nacional, se plasmaba en el servicio a la unidad, grandeza y libertad de la Patria, como deber sagrado y tarea colectiva de todos los españoles.
Lo que los constitucionalistas consideran como el núcleo duro de la Constitución no es un elemento indispensable para configurar las esencias del patriotismo ancestral, único verdadero y permanente. Es decir, un concepto del patriotismo envuelto en una simbología hueca, carente de valores humanos y más cercana a la mística que a la democracia.
A la vista de la reacciones suscitadas por las palabras del líder de Podemos, estimo que, al igual que hicieron los alemanes y siguiendo siempre las profundas reflexiones y aportaciones de Jürgen Habermas, ha llegado el momento de reformular el concepto de patriotismo a la luz de los valores de nuestra Constitución.
Recientemente un parlamentario catalán fue objeto de imputación por haber roto unas páginas del texto constitucional, lo que, en mi opinión, constituye un atentado inaceptable en una sociedad democrática a la libertad de expresión. Los patriotas selectivos y exclusivistas no necesitan romper las páginas de la Constitución que hacen referencia a los derechos fundamentales y a los principios rectores de la política social y económica, simplemente los ignoran o los relegan a un según plano.
Hemos descubierto que los antiguos portadores de valores eternos se los llevan a Panamá o a otros paraísos fiscales, cometen, en la inmensa mayoría de los casos, delitos contra los intereses generales y el bienestar social, se acogen a amnistías fiscales y continúan dando lecciones de patriotismo. Incluso sus portavoces y representantes políticos tachan de antisistema a los que reclamamos como prioritaria la dignidad de las personas y sus derechos básicos a la vivienda, a la salud, educación, pensiones, derechos laborales y calidad del medio ambiente. En definitiva el progreso social y económico y una equitativa distribución de las obligaciones tributarias.
A los patriotas a la antigua usanza les recomiendo la lectura de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de los Pactos Internacionales de derechos civiles, económicos, sociales y culturales. Los recoge nuestra Constitución como palanca para llegar a una sociedad democrática avanzada, Son leyes tan obligatorias como cualquier otra emanada del Parlamento. Un verdadero patriota constitucional no puede ignorar los deberes sociales que constituyen el núcleo sobre el que únicamente se puede construir una convivencia respetuosa con la dignidad de todos los seres humanos. Nuestro país, como otros que integran la Unión Europea, poco a poco va cediendo parcelas de su soberanía a organismos supranacionales que carecen de legitimidad democrática. Esto no parece preocupar en exceso a los patriotas ortodoxos.
Si verdaderamente creemos en la libertad de conciencia, nada debemos objetar a las preferencias de los que comulgan con banderas, himnos y grandezas del pasado, siempre que no utilicen sus creencias como instrumento de agresión y descalificación de los que optamos por los verdaderos valores constitucionales. Me permito recomendarles moderación y sosiego, la mística patriótica puede hacerles levitar o encender de nuevo las hogueras. "
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.30 10:46 EDUARDOMOLINA José Antonio Martín Pallín. El patriotismo constitucional. La Patria no puede ser un patrimonio exclusivo de los que desprecian o simplemente soportan los principios democráticos. Ha llegado el momento de reformular el concepto a la luz de los valores de nuestra Constitución

http://ctxt.es/es/20160629/Firmas/6943/patriotismo-podemos.htm
"Cuando el líder de Podemos habló de patriotismo, los guardianes de las esencias saltaron a la yugular de Pablo Iglesias, tachándole, como mínimo, de incoherente, ya que su verdadero rostro es, según ellos, el de rompepatrias. La palabra Patria ha estado siempre cargada de simbolismos y de significados emocionales que han resultado extremadamente peligrosos. Todavía, en los tiempos presentes, tiene un fuerte componente de pasados absolutistas, autoritarios y fascistas.
Han sido tantas las tragedias que ha originado la invocación de la Patria que, al final de la Segunda Guerra Mundial, muchos alemanes no tuvieron otra opción que reformularla a la vista de lo que había sucedido cuando la Patria aria era el símbolo de la supremacía de una raza a la que debía someterse la mayoría de los pueblos.
Conscientes de la imposibilidad de retomar el concepto tal como venía siendo acuñado y utilizado, después de las catástrofes que había ocasionado el nazismo y sus políticas de exterminio, decidieron reinventarlo a la vista de los nuevos valores que se habían encarnado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.
Algunos pensadores llegaron a la conclusión de que el único patriotismo compatible con una sociedad plurinacional, cada vez más intercomunicada, no era otro que el patriotismo constitucional. El término fue acuñado por el politólogo alemán Dolf Sternberger y desarrollado con mayor profundidad por el filósofo Jürgen Habermas.
En realidad, se trataba de potenciar los valores cívicos y republicanos que siempre aparecen diluidos o borrados en los regímenes autoritarios. Todas las personas que comulgamos con las ideas de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos estamos convencidos de la potencia aglutinadora de su contenido. Su lectura debería ser materia obligatoria en todas las escuelas. En su Preámbulo se hace un examen de conciencia para llegar a la conclusión de que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias. Consideran esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión.
La verdadera Patria es aquella en la que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. La libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana.
Todas las personas que comulgamos con las ideas de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos estamos convencidos de la potencia aglutinadora de su contenido
Para Jürgen Habermas no puede existir un patriotismo que no reconcilie la identidad cultural con las leyes democráticas y cristalice de forma integradora unos principios y procedimientos que trasciendan más allá de los límites de una nación.
Lo que me parece válido para una Alemania liberada del nazismo lo reivindico para mi país. Hemos vivido, durante 40 años, un régimen aupado por el nazismo y el fascismo, según declaración de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Algunas de estas reliquias, atenuadas por el signo de los tiempos, todavía perduran en pleno siglo XXI. La Patria no puede ser un patrimonio exclusivo de los que desprecian o simplemente soportan los principios democráticos.
El patriotismo, según los Principios del Movimiento Nacional, se plasmaba en el servicio a la unidad, grandeza y libertad de la Patria, como deber sagrado y tarea colectiva de todos los españoles. La integridad de la Patria es intangible. El hombre era portador de valores eternos y miembro de una comunidad exclusivamente nacional, sin ninguna aspiración de aproximarse o de integrarse en una comunidad de naciones. Su escala de valores era meridianamente clara. Constituía un título de honor para los españoles el servir a la patria, con las armas, no con la inteligencia, la investigación o la cultura democrática.
La Constitución de 1978 incrusta en su texto alguno de estos principios, consagrando la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y encomienda al Ejército la defensa de su integridad territorial y del ordenamiento constitucional. Se mantiene la bandera rojigualda y al margen de su texto se asume el himno nacional establecido por Decreto de 17 de Julio de 1942. El amor a la patria de los que se autoproclaman constitucionalistas, con carácter excluyente, se concreta en estos presupuestos intangibles, sazonados con algunos fragmentos selectivos del texto constitucional, siempre relacionados con la supremacía indiscutible y la libertad intocable de los mercados y de la economía neoliberal.
El patriotismo, según los Principios del Movimiento Nacional, se plasmaba en el servicio a la unidad, grandeza y libertad de la Patria, como deber sagrado y tarea colectiva de todos los españoles.
Lo que los constitucionalistas consideran como el núcleo duro de la Constitución no es un elemento indispensable para configurar las esencias del patriotismo ancestral, único verdadero y permanente. Es decir, un concepto del patriotismo envuelto en una simbología hueca, carente de valores humanos y más cercana a la mística que a la democracia.
A la vista de la reacciones suscitadas por las palabras del líder de Podemos, estimo que, al igual que hicieron los alemanes y siguiendo siempre las profundas reflexiones y aportaciones de Jürgen Habermas, ha llegado el momento de reformular el concepto de patriotismo a la luz de los valores de nuestra Constitución.
Recientemente un parlamentario catalán fue objeto de imputación por haber roto unas páginas del texto constitucional, lo que, en mi opinión, constituye un atentado inaceptable en una sociedad democrática a la libertad de expresión. Los patriotas selectivos y exclusivistas no necesitan romper las páginas de la Constitución que hacen referencia a los derechos fundamentales y a los principios rectores de la política social y económica, simplemente los ignoran o los relegan a un según plano.
Hemos descubierto que los antiguos portadores de valores eternos se los llevan a Panamá o a otros paraísos fiscales, cometen, en la inmensa mayoría de los casos, delitos contra los intereses generales y el bienestar social, se acogen a amnistías fiscales y continúan dando lecciones de patriotismo. Incluso sus portavoces y representantes políticos tachan de antisistema a los que reclamamos como prioritaria la dignidad de las personas y sus derechos básicos a la vivienda, a la salud, educación, pensiones, derechos laborales y calidad del medio ambiente. En definitiva el progreso social y económico y una equitativa distribución de las obligaciones tributarias.
A los patriotas a la antigua usanza les recomiendo la lectura de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de los Pactos Internacionales de derechos civiles, económicos, sociales y culturales. Los recoge nuestra Constitución como palanca para llegar a una sociedad democrática avanzada, Son leyes tan obligatorias como cualquier otra emanada del Parlamento. Un verdadero patriota constitucional no puede ignorar los deberes sociales que constituyen el núcleo sobre el que únicamente se puede construir una convivencia respetuosa con la dignidad de todos los seres humanos. Nuestro país, como otros que integran la Unión Europea, poco a poco va cediendo parcelas de su soberanía a organismos supranacionales que carecen de legitimidad democrática. Esto no parece preocupar en exceso a los patriotas ortodoxos.
Si verdaderamente creemos en la libertad de conciencia, nada debemos objetar a las preferencias de los que comulgan con banderas, himnos y grandezas del pasado, siempre que no utilicen sus creencias como instrumento de agresión y descalificación de los que optamos por los verdaderos valores constitucionales. Me permito recomendarles moderación y sosiego, la mística patriótica puede hacerles levitar o encender de nuevo las hogueras."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.27 13:16 EDUARDOMOLINA Los moderados. Un moderado es, en nuestra política, el partidario del orden establecido. Y si este orden da muestras de disparate, justificar el disparate acaba considerándose un signo de moderación.

Por Luis García Montero
http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2016/06/26/los_moderados_51715_1023.html
" Los moderados españoles han resultado ser muy extremistas a la hora de defender sus intereses particulares. Actúan e imponen su credo moderado sin ninguna moderación. No se trata de una novedad, desde luego. Hay páginas inolvidables de Benito Pérez Galdós, dedicadas a la historia política del siglo XIX, en las que el moderado aparece con intenciones furibundas. “A mí no me gana nadie a moderado”, grita alguien con un garrote en la mano.
Aquí no se llama moderada a la persona prudente, capaz de matizar sus ideas y de hacerlas compatibles con la realidad. Un moderado es, en nuestra política, el partidario del orden establecido. Y si este orden da muestras de disparate, justificar el disparate acaba considerándose un signo de moderación. El moderado no es el civilizado, ni el justo, ni el individuo que asume la virtud pública, sino la voz a través de la que habla el poder reinante. El moderado dice “yo soy el que modero la discusión”, a veces con garrote, a veces con ese nudo de corbata que conforman las mentiras oficiales.
Los autodefinidos como políticos moderados españoles han sido muy extremistas a la hora de convivir con el dinero negro, idear tramas de corrupción, mentir en la tribuna parlamentaria, aplicar medidas económicas hostiles al bienestar de la mayoría e invadir las instituciones públicas con sus intereses privados. La degradación radical de la democracia se produce cuando la justicia, la hacienda y los medios de información pública se convierten en cortijos del gobernante de turno.
Las élites económicas han sido más extremistas en sus exigencias que los políticos que las representan. El mundo del trabajo es el factor decisivo en la generación de civismo e igualdad democrática. Aprovechar de manera descarnada la crisis económica para un masivo deterioro laboral ha empujado sin escrúpulos a la sociedad hacia territorios de pobreza y precariedad poco compatibles con la moderación. Los moderados han puesto en quiebra el sistema que dicen defender con su avaricia. Cuando la realidad se hace incompatible con las mentiras oficiales hay que cambiar la corbata por el garrote. De ahí que el PP haya aprobado leyes mordaza, confundido la protesta legítima con el desorden público y transformado en delito el derecho de huelga.
La misma lógica que lleva a actuar de manera tal radical a los moderados hace que se consideren radicalismos peligrosos los deseos democráticos más modestos. Se invita al miedo ante actitudes sensatas, de puro modestas.
A mí no me da miedo quien pretende derogar las reformas que han liquidado el derecho laboral y el trabajo decente.
A mí no me da miedo quien dice que en invierno hace frío, que en verano hace calor y que las políticas de austeridad han sido muy negativas para la economía europea.
A mí no me da miedo quien piensa que los procesos democráticos son la única forma legítima de abordar la articulación territorial de un Estado.
A mí no me da miedo quien está cansado de vivir en un país donde el presidente de Gobierno no dimite cuando se descubre su complicidad con un tesorero corrupto.
A mí no me da miedo quien está cansado de vivir en un país donde el presidente de Gobierno no dimite cuando se descubre que su partido es una verdadera asociación para el crimen organizado en comunidades como Valencia o Madrid.
A mí no me da miedo quien se escandaliza de que un ministro del Interior, descendiente orgulloso de represores franquistas, se reúna con un alto cargo policial e implique a la fiscalía con la intención de enturbiar la imagen de los oponentes políticos de su partido.
Lo único que me asusta ante el futuro es que los moderados consigan perpetuar su radicalismo en la desigualdad, la impunidad y el deterioro de los valores democráticos. Sólo es peligrosa la realidad que se pudre bajo las mentiras."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.15 15:14 ajavier La socialdemocracia a debate.... ¿quieres opinar? Artículo de Pablo Iglesias: ¿UNA CUARTA SOCIALDEMOCRACIA? .... La Tercera Vía está clínicamente muerta, hay que repensar entre todas y todos, un espacio común, nuevo, frente al liberalismo socioeconómico. Y en ese debate, tiene que estar el PSOE.

La socialdemocracia a debate.... ¿quieres opinar?
Artículo de Pablo Iglesias: ¿UNA CUARTA SOCIALDEMOCRACIA?
(Declaración de principios del PSOE (XXVII Congreso, 1976) ... "Somos un partido marxista porque entendemos el método científico de conocimiento de transformación de la sociedad capitalista a través de la lucha de clases como motor de la historia. Entendemos el marxismo como un método no dogmático, que se desarrolla y que nada tiene que ver con la traslación automática de los esquemas teóricos o prácticos de las experiencias determinadas del movimiento obrero. Aceptamos críticamente las aportaciones de todos los pensadores del socialismo y las distintas experiencias históricas de la lucha de clases".
Pronto empezará la campaña #26J y las campañas no suelen permitir debates ideológicos serios, aunque sean uno de los escenarios más obvios de la lucha ideológica. Las campañas son el momento del despliegue de estrategias y técnicas comunicativas, el momento en el que la hegemonía de las ideas de una época aparece delimitando los términos de la conversación entre las diferentes opciones. Sólo en momentos muy particulares, como los que estamos viviendo, nuevas ideas pueden colarse en la disputa. Lo que algunos llaman ya podemización de la vida política española tiene que ver con este tiempo de crisis de hegemonía.
Y sin embargo, la necesidad de un debate ideológico de país no tiene que ver con la lógica de campaña, ni tan siquiera con la disputa por la hegemonía, sino con el hecho de que en España se está configurando un nuevo campo político con opciones de gobierno que ya ha redefinido el sistema de partidos.
Agustín Basave es el autor de un libro cuyo título me he permitido tomar prestado, en el que señala con lucidez el enclave determinante del debate ideológico de nuestro tiempo para la izquierda. Admirador de uno de los padres de la socialdemocracia, el injustamente maltratado Bernstein) albacea testamentario de Engels que en 1914 se opuso a votar los créditos de guerra alineándose con Rosa Luxemburgo y Kart Liebnekch), Basave repasa el devenir histórico del pensamiento y la praxis socialdemócrata, desde su origen en el marxismo y en las reivindicaciones del movimiento obrero (la primera socialdemocracia), pasando por sus éxitos en algunos de los países más avanzados de Europa occidental tras la Segunda Guerra Mundial, asociados al Estado del bienestar y a las políticas keynesianas (la segunda socialdemocracia) hasta su crisis como consecuencia del fin del equilibrio geopolítico de la Guerra fría y la adopción por parte de los llamados partidos socialdemócratas de los programas e ideas neoliberales (la tercera vía o tercera socialdemocracia).
No coincido en muchas de las filias y fobias del autor, pero Basave plantea con lucidez la necesidad de rearmar ideológicamente una cuarta socialdemocracia como opción política imprescindible para hacer frente a los desastres del neoliberalismo y el dominio político de las finanzas.
Tras las elecciones del 26J dos nuevos campos políticos se habrán consolidado en España. Uno de ellos, liderado por el PP, tiene un proyecto político claro, alineado con el de las élites oligárquicas europeas, que ha venido practicando en los últimos años. Ese proyecto neoliberal cuyas consecuencias conocemos bien en el Sur de Europa ha tenido como consecuencia colateral el desahucio de la tercera socialdemocracia, la de la tercera vía, incapaz de diferenciarse del campo político neoliberal que la ha su subsumido por completo. Cada vez que el PP invita al PSOE a su gran coalición frente a nosotros, cada vez que los ideólogos mediáticos de la vieja socialdemocracia tratan de prohibir al PSOE construir el futuro con nosotros, nos encontramos con el campo político oligárquico que ya nos ha definido como sus antagonistas.
Los campos políticos no los definen los teóricos santificados ni las etiquetas, sino la contingencia histórica. Las 21 condiciones de 1920 no eran un manifiesto ideológico sino el resultado de los acontecimientos de 1917 en un país subdesarrollado como Rusia, del mismo modo que la política de frentes populares del VII Congreso de la Komintern que puso fin a la odiosa política de clase contra clase, era el resultado de que los comunistas vivieran en sus propias carnes la experiencia del fascismo. Si a finales de los años 70 los programas de gobierno de los partidos eurocomunistas en Europa occidental se parecían más a los modelos nórdicos que a los de los países del llamado socialismo real, ello no respondía a ninguna derivación teórica, sino a las contingencias históricas que pre-establecen las condiciones de posibilidad de la ideología cuando ha de convertirse en programas de gobierno.
Enrico Berlinguer, aquel secretario general italiano del partido con más lealtad a la República y al Estado, que declaró sentirse cómodo bajo el paraguas de la OTAN, no afirmaba en aquella mítica entrevista en Il corriere della sera su “ideología” particular, sino que expresaba su voluntad pragmática, como dirigente político, de armar una ideología de gobierno viable en un país del bando occidental de Europa. El fracaso histórico del eurocomunismo, que en el caso de España fue estrepitoso, no hace palidecer su virtud a la hora de poner sobre la mesa un debate ideológico de país (estoy pensando ahora en Italia) que involucrara no sólo a los socialistas italianos sino a la propia democracia cristiana.
Si pensamos en la experiencia chilena, una de las más avanzadas del socialismo democrático, el éxito de Allende fue su capacidad para vincular a su lógica política y a su proyecto de país a importantes sectores de la democracia cristiana chilena. Sólo la presión estadounidense y su concreción final en un golpe de Estado pudieron frenar el éxito ideológico de Allende que desesperaba al gobierno estadounidense.
Hoy las ideologías y las relaciones internacionales no se definen ya en relación a la guerra fría y de ahí surge la necesidad de repensar el espacio político de la izquierda y de la socialdemocracia. Por muy frágiles que puedan resultar las metáforas surgidas de la historia para calificar los campos políticos, los programas de gobierno posibles siguen siendo fundamentales y delimitan, ahora sí, los campos políticos reales. La ‘izquierda’ es una metáfora que deriva de la lógica parlamentaria de la revolución francesa y el comunismo -como algo distinto a la socialdemocracia- sólo se entiende en relación a los acontecimientos que enmarcaron el breve siglo XX de Hobsbawm. Por eso, ante la encrucijada que vive nuestro país y Europa, es necesario abrir el debate a propósito del análisis concreto de la situación concreta, esto es, qué hacer en el Gobierno de un país del Sur de Europa.
Los límites a las capacidades soberanas de los Estados-nación y sus dispositivos administrativos en el marco de la Globalización, la propia definición del proyecto europeo, la competencia económica internacional, la seguridad y los bloques militares y geoestratégicos, los límites del medio ambiente al crecimiento sin control, son las contingencias de un debate que resulta imprescindible.
Queremos gobernar España y sabemos que no podremos hacerlo solos. La política fiscal que defendemos, la transición del modelo energético que queremos implementar, la reindustrialización, la adaptación de las instituciones a la realidad plurinacional de nuestro país, la apuesta por una inversión mayor en I+D+I, son temas que van más allá de la confrontación electoral. Por eso necesitamos abrir un debate ideológico sobre qué políticas aplicar desde el Estado, sobre la necesidad de una sociedad más igualitaria, sobre las alianzas en Europa para redefinir en clave social el proyecto de la Unión, sobre la geopolítica europea y la política de defensa que necesita.
Por ello invitamos al Partido Socialista a hablar en serio con nosotros. De no practicarse el harakiri al que le quieren llevar algunos malos consejeros dueños de periódicos, seguirá siendo una fuerza política crucial, imprescindible en la constitución del nuevo campo político alternativo a los conservadores en España.
Es indudable que los significantes son siempre cuestionables pero yo no creo que la socialdemocracia sea, ni mucho menos, una etiqueta del pasado. Una cuarta socialdemocracia, entendida como la posibilidad de aplicar políticas redistributivas en el marco de la economía de mercado, de asegurar la protección social y la justicia fiscal como motores de un desarrollo económico basado en la demanda interna, como motor de la transformación del modelo productivo e industrial y como impulsora de un europeismo social y soberanista, me parece la mejor opción para España y constituye el campo político que le corresponde ocupar a las fuerzas políticas que podemos ganar al PP.
Nos corresponderá tener un debate ideológico y de país, pero no queremos hacerlo solos, no queremos hacerlo sin el viejo Partido Socialista.
FUENTE Y artículo: http://blogs.publico.es/pablo-iglesias/1058/una-cuarta-socialdemocracia/
::::::::::::::::::::::::::
Para entender el contexto de las reflexiones de Pablo Iglesias, es muy interesante este artículo, escrito en el primer año de Podemos, al hilo del documento sobre políticas socioeconómicas que se presentó a debate público por la formación morada, elaborado por Por Vicenç Navarro y Juan Torres López : UN PROYECTO ECONÓMICO PARA LA GENTE .... Y el artículo periodístico: "Las 5 claves de la socialdemocracia sueca: el espejo de Podemos y Pablo Iglesias" (año 2014)...
  1. Democracia integral Para socialistas suecos históricos, como Olof Palme, la democracia no fue nunca una mera organización política, sino que también debía involucrarse en la organización social y económica del país.
Para articular esta democracia, había una palabra fundamental: ' consenso'. Esto explica que las alianzas con otros partidos, incluso de distinto signo ideológico, se ven muy convenientes. De ahí se deriva también la cooperación entre las distintas clases sociales del país.
  1. Colaboración entre el Estado y la sociedad Para muchos políticos, los intereses de la sociedad chocan con los intereses de los individuos. Esto ha generado multitud de conflictos en el mundo. En Suecia, por el contrario, se entendió que el Estado no era enemigo de la sociedad, sino su hogar (" folkhemmet").
Esta idea mezcla conceptos como solidaridad, igualdad, acuerdos... Se entiende que el gobierno sólo puede discurrir en una dialéctica democrática. De aquí se derivan la ruptura con el sistema patriarcal y de clases, en favor de la igualdad universal, con servicios sociales básicos garantizados (salud, educación, vivienda…)
  1. La igualdad económica y la eficacia económica son compatibles Los socialdemócratas suecos están convencidos de que la promoción de las políticas sociales no sólo garantizan la igualdad, sino que además aseguran la eficiencia económica. Por este motivo, los gastos de salud y educación nunca pueden considerarse como cargas sobre el erario público, sino inversiones en capital humano. Inversiones que, tarde o temprano, proporcionan un retorno en forma de riqueza social y económica.
  2. Control social de la economía de mercado Los socialdemócratas suecos admiten las nacionalizaciones de las industrias, pero no creen que sea el mejor instrumento para los fines del socialismo.
Por ejemplo, en el campo se ha fomentado la pequeña propiedad entre los agricultores, junto con el apoyo a las cooperativas para generar mayores volúmenes de producción, aprovechando así las ventajas de las economías de escala.
Para la socialdemocracia sueca, el mercado es el mejor mecanismo para distribuir de forma adecuada los recursos. Ahora bien, este mercado debe operar bajo control social, de manera que asegure las necesidades humanas esenciales. De aquí se deriva una política salarial solidaria, subsidios para fomentar la movilidad social, créditos subvencionados, facilidades para la vivienda…
  1. El sector público debe ampliarse para ofrecer más libertad de elegir
Tage Erlander, primer ministro de Suecia desde 1946 hasta 1969, explicaba que la política social moderna había logrado beneficiar a la mayor parte de la gente común en su seguridad y libertad. Por ejemplo, expandir los seguros de salud había servido para que estos servicios bajaran su precio, y las subvenciones a la vivienda habían servido para disminuir los suburbios. Cuando responde a necesidades sociales, está justificada la expansión del sector público.
FUENTE: www.lainformación.com
submitted by ajavier to podemos [link] [comments]


2016.03.15 21:49 Atraela ¿Qué Signos Del Zodiaco Son Más Compatible En La Cama?

Aunque para muchos todo lo relacionado con la suerte astral es mito, también existen algunos que no pueden comenzar su semana sin saber que les depara la suerte para su signo zodiacal, y es para aquellos que decidí escribir este artículo ya que de acuerdo con los astrólogos, hay características de cada signo que pueden afectar a la forma en que actúan en la cama.
Se dice que los signos de aire podrían ser poseedores de una mente más abierta y curiosa, los signos de fuego son más excéntricos, los de tierra son más “extremos” sin embargo los signos acuáticos se llevan el premio a la pasión e intensidad, ¿Alguna vez te has sentido muy conectado con alguien sexualmente de una manera extraña, imposible de explicar? Tal vez exista una compatibilidad astrológica la cual no tenías idea. ¿Qué signos astrológicos son los más compatibles sexualmente?
  1. La Pareja Apasionada: Cáncer y Piscis
Puesto que ambos son signos de agua, se dice que se vuelven uno cuando se trata de probar cosas nuevas, Cáncer y Piscis son muy compatibles y similares, ambos son soñadores, fantasiosos, buscan un amor ideal y el cobijo de una pareja que les cuide y les proteja. Dicen que: “El agua no tiene fronteras, y el mismo principio es aplicado en el sexo”. Son gente apasionada que resultan ser muy amables en la intimidad, disfrutan de momentos muy intensos. Los signos de agua son conocidos por su carácter empático, por lo que un Cáncer y Piscis pueden leerse la mente mutuamente en la cama, lo que permite grandes orgasmos a través del tiempo!. 2. La Pareja romántica: Leo y Libra
Se dice que las personas de signo Leo tienden a tener grandes egos que necesitan caricias , y por suerte, Libra está ahí para hacer “el trabajo”, con el fin de alcanzar la plenitud durante la relación – Leos quieren sentirse en confianza adorados, apreciados y amados, mientras que los Libra suelen necesitar a alguien para brindar cuidado. La relación sexual entre ambos se basa en drama y romance, necesitan un poco de acción para mantener la emoción y son muy expresivos en lo que sienten, lo que quieren y lo que realmente no les gusta. Otra dato interesante con el que me topé es que los signos Leos necesitan tener un socio atractivo para presumir y los Libra se encuentran entre los más bonitos de zodiacal.
  1. La pareja curiosa : Géminis y Acuario
La relación entre un Géminis y un Acuario es todo sobre la comunicación y el juego de estos dos signos de aire. Mientras que los acuarianos tienden a ser más experimentales, Géminis le gusta más hacer cosas nuevas con el fin de no aburrirse el uno del otro. La compatibilidad de ambos signos es tan grande que sí existe algo lo cual no está funcionando, o que buscan un cambio, ninguno de ellos tienen miedo a decirlo con el fin de mejorar la relación en general. Estos dos son también más propensos a usar “la charla sucia” como una forma de juego previo antes de que la ropa se “evapore“. Poseen una mentalidad sumamente abierta, por lo que siempre se sentirán cómodos al expresarse o sugerir algo nuevo en la cama .
  1. La Pareja espontánea: Aries y Sagitario
Dicen los expertos que: Cuando Aries y Sagitario se juntan en una relación lo más probable es que se basen en la espontaneidad y en romper la rutina cada vez que sea posible ya sea a través de actividades deportivas o aventuras, ya que Aries posee un espíritu aventurero, tanto fuera cómo dentro de la cama, mientras que Sagitario es amante de la diversión, por ende, las aventuras que Aries pueda ofrecer a Sagitario provera diversión y mantendrá la relación desafiada y encendida. Ambos son independientes e impulsado. Dicen los datos que esta pareja es capaz de tener intimidad donde les de ganas ya que la aventura y la diversión son ingredientes claves de la locura.
  1. La pareja “Perversa” : Escorpio y Capricornio
Cuando decimos perversa nos referimos a “sin límites” en la intimidad, tal vez de manera individual se comporten distintos pero dicen los estudiosos que cuando se juntan son “dinamita” ya que se alimentan el uno al otro, Escorpiones les gusta lugares tranquilos y aislados, son muy intensos y apasionados, mientras que Capricornianos tienden a ser más serios, fieles, precavidos y muy poco superficiales, temen que la gente se aproveche de ellos, y esto el Escorpión lo ve cómo un desafío ya que son bastante ambiciosos y buscarán seducir a su pareja hasta lograrlo. Escorpio es un amante imaginativo y Capricornio disfrutara de su imaginación, por ende sexo puede ser explosivo.
  1. La pareja Decidida : Virgo y Tauro
Ambos son signos de tierra y logran una combinación mágica ya que cada uno sabe lo que el otro necesita de manera intuitiva y logran sentirse seguros y protegidos. Son personas realistas que valoran el poder depender el uno del otro y nada seduce más que el poder confiar en su amante. Tauro aprecia al perfeccionista en el Virgo y que siempre quiere complacer a su pareja de manera eficiente. Esta pareja son, ante todo, buenos amigos. A ellos les gusta sinceramente los unos a los otros, lo cual es siempre una buena cosa para el amor. La compatibilidad de Virgo y Tauro se basa en su similitud y se dice que hay pocas sorpresas desagradables para esta pareja. Tauro es un signo extremadamente sensual y aunque Virgo es modesto y puede ser un poco tenso al principio, Tauro sabe cómo romper esas barreras.
http://www.atraela.com/que-signo-del-zodiaco-son-mas-compatible-en-la-cama/
submitted by Atraela to espanol [link] [comments]


2016.01.25 12:12 RiverUp Cospedal aboga por una "segunda Transición".

http://www.eldiario.es/politica/Cospedal-segunda-Transicion-rechaza-PSOE_0_477002490.html
¿Qué pretende insinuar Cospedal cuando apela al "espíritu de la transición"?. En primer lugar hay que saber cuál era ese "espíritu" y si a Cospedal sólo le interesa una parte o todo el contenido. Según sus palabras: "Tenemos que recuperar ese espíritu de la Transición y sentarnos a hablar. Lo tenemos que recuperar aquellos partidos que creemos en la Transición y en nuestro Estado de Derecho. Ese modelo tiene que hacernos revivir, hoy más necesaria que nunca, esa segunda Transición".
Nos han vendido sistemáticamente que ese espíritu era el de la concordia y la voluntad de dejar atrás viejas y sangrantes diferencias. Pero hay más. Aunque hay quien data el inicio de la transición en 1975 en realidad ésta se viene gestando desde años atrás. El impulso proviene, cómo no, de los EE.UU y de los poderes financieros. Es decir, del bloque capitalista. Son tiempos de guerra fría y hay interés en que España encarrile sus pasos tras la muerte del dictador hacia políticas compatibles con el resto de paises alineados con dicho sistema.
El caso es que el verdadero espíritu de la transición, el que todos los políticos acaban entendiendo y aceptando es que España debía alinearse dentro del sistema propuesto y acatar todos una Constitución que marcase las líneas de encuentro. Líneas rojas infranqueables por nadie, algunas de las cuales podían volver a generar un conflicto nacional si se traspasaban de nuevo. Ello requería entender que, para gobernar debían todos dar uno o varios pasos hacia un centro político teórico en sus programas de gobierno. La derecha y la izquierda debían dejar de lado cuestiones de dogma ideológico, principios irrenunciables, ideas fundamentales atendiéndose a los principios de una Constitución que ponía coto a lo que durante tanto tiempo provocó guerras e inestabilidad.
Más que voluntad, podría decirse que hubo toma de conciencia. Se les ofrecía una alternativa que contaba con la bendición del bloque emergente capitalista y se entendió que aquello podía resultar beneficioso para todas las partes.
Cospedal no apela a la concordia, sino que recuerda a los políticos actuales de los partidos presentes en aquella ocasión que lo que se pactó fue una alineación con el sistema. Por tanto, reclama de nuevo reafirmar el compromiso con una línea de políticas "convenientes". Según ella, sobran algunos partidos y fuerzas actuales, cosa que no casa mucho con parte de aquel "espíritu" de la transición. Es obvio que sus correligionarios olvidaron hace tiempo el compromiso de acatar el espíritu de la transición. Y hoy rizan el rizo apostando por recortes y acuerdos como el TTIP y otras mamandurrias propias de quienes, calificando de antisistema a otros, suben su país al carro del neoliberalismo frenético a que conduce un sistema que se desboca por naturaleza y que requiere ponerle freno de vez en cuando.
Es cierto que conviene repensar la Constitución, pero no desde los intereses de políticos y personajes que han ido derivando en sus propósitos, alejándose de ese "espíritu" inicial, con signos evidentes de derechización. Si se apoya un sistema, permitir y promover que éste degenere hacia cotas de riesgo tanto económico como social es ser antisistema. No sabemos bien si es que ven futuro en ésta degeneración del sistema o símplemente que les beneficia, aunque sólo sea a corto o medio plazo.
Una vez más se les ve el plumero. Cospedal debería pensar porqué su partido y otros han llegado a ésta situación en que reclaman el "espíritu" de la transición. Mejor habría sido si durante los gobiernos habidos de PP y Psoe no se les hubiese olvidado a ellos dicho espíritu y hubiesen cumplido a rajatabla la Constitución...Resulta obvio que el lobo vuelve a mostrar sus colmillos. Es una amenaza encubierta en toda regla. Si en aquella transición hubo una especie de milagro al conseguir que toda la cohorte de oligarcas, falangistas, franquistas y nacional católicos cediesen su innegable poder en pro de una transición que garantizaba una paz conveniente, hoy vuelven a la carga. No les gusta verse acorralados y lejos del poder y el control.
Cuidado con ésta gentuza...
submitted by RiverUp to podemos [link] [comments]


2015.01.18 02:06 PdViana Propuesta: Nueva política para el entendimiento en el País Vasco Euskal Herria DESCENTRALIZAR, GANAR PODER CIUDADANO, FORTALECER DERECHOS HISTÓRICOS.

En la nueva política para el País Vasco-Euskal Herria, entendemos la necesidad de actualizar y fortalecer nuestros Derechos Históricos, como un proceso administrativo descentralizador que facilite el empoderamiento de la ciudadanía en la gestión directa de los servicios públicos.
Entre los objetivos estratégicos, nos planteamos impulsar un Proceso Constituyente actualizador y fortalecedor de los Derechos Históricos y Forales, soberanos, paritarios (Alava=Guipuzca=Vizcaya) y descentralizadores, tanto con respecto al Estado Español, como a la Unión Europea y al propio Gobierno Vasco.
A su vez, pensamos que la identidad de la cultura vasca,, es la que se ha generado y evolucionado a lo largo de los tiempos, comunicada gracias al uso y disfrute de las dos lenguas de nuestro pueblo, la antigua, el euskera y la joven, el gaztelano o castellano.
Pretendemos establecer sintonías y sincronías políticas entre todas las sensibilidades políticas que permitan la realización efectiva de los Derechos Humanos, la concordia política en Euskal Herria.
Por lo que respecta a los derechos y libertades ciudadanas, al ejercicio del Derecho a Decidir, dejamos claro que no queremos debilitar ni económica, ni estratégicamente, al Estado Español; ni debilitarnos.
Decimos que hay que diseñar estrategias de convivencia, puentes, por el entendimiento político, cultural y social para abordar el futuro con propuestas de dignidad para la todos, con leyes Forales y del Gobierno Vasco, que garanticen realmente los Derechos, Humanos al trabajo, vivienda, educación, sanidad, que eviten desigualdad o discriminación social.
A nivel táctico, consideramos empoderar a la ciudadanía con Plataformas de Participación Directa, para la gestión democrática de los servicios públicos mencionados.
PROPUESTA ORGANIZATIVA Con respecto a la cuestión organizativa la posición es 11 por Alava = 11 por Vizcaya = 11 por Guipuzcoa para el Consejo Ciudadano, considerando que este el signo identitario, igualitario, paritario, democrático y administrativo de los vascos desde la época de Cartago, actualizado a lo largo de los tiempos y que PODEMOS actualizar, sin perder la esencia, con objetivos descentralizadores de PODER CIUDADANO
1.-ANALISIS CRITICO Los vascos, desde la Constitución del 78 y a pesar de la formación del primer Parlamento Vasco de nuestra historia, en el año 1980, hemos vivido la práctica de la política, desde posiciones ideológicas partidistas excesivamente acríticas cuando no fanatizadas o extremadas y violentas que han producido un gran dolor social y perversión democrática entre nosotros y nuestro entorno.
La perversión democrática producida con la violencia ha sido aprovechada por la casta nacionalista representada por PNV, “unos agitan el árbol y otros recogen las nueces” y apoyada por el colaboracionismo cínico del PSE en una etapa de terror en la que la ausencia de respeto a los Derechos Humanos brillaba por doquier.
El colaboracionismo PNV-PSE y la obstinada inercia de la izquierda abertxale a la participación democrática, ha permitido el asentamiento institucional de la casta política vasca sobre bases opacas de un amiguismo de clientelas poco recomendable desde el punto de vista político.
La falta de revisión critica de la ideología nacionalista, anclada en el pasado, con percepciones y perjuicios propios del siglo XIX, así como la superficial interpretación de la diferenciación étnica y cultural; ha transgiversado la realidad histórica común de los pueblos ibéricos e imbuido el sentimiento de lo vasco, en una confrontación sistemática con respecto a lo español, como si ambos sentimientos no fueran políticamente compatibles con el Estado de Derecho.
Por otra parte, el efecto de la estrategia política neoliberal, sustentada tanto por la casta nacionalista, socialista como popular, no sólo ha desmantelado nuestro tejido industrial, sino que amenaza el fututo del bienestar de la ciudadanía, pues no se han previsto ni desarrollado los contrafuertes legales y económicos necesarios para garantizar el equilibrio, la cohesión social y democrática a la que la ciudadanía vasca tiene derecho conforme a sus usos y costumbres milenarias.
A esto, hay que añadir las presiones que sobre la soberanía de nuestros derechos forales se están ejerciendo desde las tendencias centralizadoras de la Unión Europea, así como las que se hacen desde Estado Español por fuerzas como el PP , llevadas al extremo con UPyD, que pretende la disolución de nuestras Diputaciones Forales.
El mismo Gobierno Vasco, por medio de los sucesivos gobiernos PNV-PSE, en su afán por la centralización de Euskal Herria, ha vaciado de contenido político legislativo nuestras Diputaciones, en beneficio partidista de la casta y no de la ciudadanía de nuestros municipios.
Por tanto; la necesidad, de superar el dolor social, las perversiones políticas, así como evitar condicionamientos externos a nuestra soberanía foral y para garantizar el bienestar social en Euskal Herria; nos planteamos, desde PODEMOS AHAL DUGU, abrir puertas a nuevas formas de participación ciudadana y nuevos criterios políticos de entendimiento, de fortalecimiento social y democrático de las instituciones.
En PODEMOS, no tenemos presupuestos ideológicos cerrados, al estilo de los del pasado siglo. Sobre los ejes clásicos de izquierda-derecha, nacionalismo vasco o español, nos reclamamos con los de abajo, con los que sufren los daños a la dignidad humana producidos por las injusticias sociales.
Por tanto, consideramos que hay que abordar el futuro con la voluntad de lograr el ejercicio efectivo de los derechos contemplados en la Carta de los Derechos Humanos. Y en este sentido, pensamos que en Euskal Herria, desde el escrupuloso respeto a los mismos, hay que diseñar estrategias de convivencia, puentes, por el entendimiento político, cultural y social para abordar el futuro con garantías reales de dignidad para la ciudadanía.
2.- ENTENDIMIENTO POLITICO
Pretendemos tender puentes al entendimiento entre todas las sensibilidades políticas, al objeto de establecer las bases de convivencia y normalización política. que permitan la realización efectiva de los Derechos Humanos y la concordia política en Euskal Herria.
Para lo cual, pensamos que se hace necesario establecer sintonías y sincronías políticas que permitan el reconocimiento del dolor de todas las victimas, esclarecimientos, disolución de la organización armada de los que han ejercido la violencia política, así como el digno acercamiento de presos. Pretendemos tender puentes que permitan la realización efectiva de los Derechos Humanos, la concordia política en Euskal Herria
DERECHO A DECIDIR y DERECHOS HISTORICOS
PODEMOS AHAL DUGU considera que el derecho a decidir del País Vasco sobre su futuro, abre las puertas a nuevas formas de participación democrática en las instituciones y que tanto estas como sus servicios, deben de entenderse como instrumentos de cambio y mejora, más allá de su papel representativo o de prestación social.
La ciudadanía, además de manifestar libremente su opinión en cualquier aspecto polémico de la política, mediante referéndum, debe participar directamente en la gestión de los servicios públicos, al objeto de fortalecerlos, garantizando su utilidad y calidad de forma independiente a la administración.
Con respecto al derecho a decidir sobre nuestra soberanía, autogobierno o relación con otras instituciones como el Estado Español o la Unión Europea, pensamos que:
De los Derechos Históricos, Forales, emergen las formas de gobierno soberano, paritario, descentralizado y democrático que nos caracteriza y conforma nuestra auténtica indentidad, constitución política, relacional, nuestra forma de vida y costumbres milenarias.
Estos derechos están amenazados por la creciente presión centralizadora que la globalización política y los mercados ejercen sobre los gobiernos de la Unión Europea y desde la misma Unión sobre los gobiernos de las naciones.
Es contra esta tendencia, por lo que en PODEMOS AHAL DUGU, pensamos que hay que impulsar en el País Vasco- Euskal Herria, un Proceso Constituyente, actualizador y fortalecedor de nuestros Derechos Históricos y Forales, soberanos, paritarios y descentralizadores, con respecto al Estado Español, a la Unión Europea y al propio Gobierno Vasco.
Así mismo, dejamos claro, que no queremos debilitar ni económica ni estratégicamente al Estado Español, ni debilitarnos, apoyando procesos secesionistas, dudosamente identitarios.
Pretendemos actualizar y fortalecer nuestros Derechos Históricos, obteniendo del Estado y la UE, garantías de respeto y defensa de nuestras formas soberanas de gobierno democrático, que en la nueva política entendemos, como un proceso descentralizador que facilite el empoderamiento de la ciudadanía en la gestión directa de de los servicios públicos.
3.- ENTENDIMIENTO CULTURAL Tender puentes al entendimiento cultural, entre todos los vascos, es imprescindible para la normalización política, social y democrática en el País Vasco-Euskal Herria.
Este entendimiento cultural puede hacerse sobre la base de que la lengua vasca es un instrumento de comunicación, la ayuda verbal, la Euskarri. La lengua no es la cultura, sino el medio de transmisión intergeneracional de la cultura misma.
Tras la invasión romana de la península Ibérica, la trasmisión de la cultura vasca, ha sido y es bilingüe. Desde Roma, los vascos peninsulares, se han comunicado tanto en la lengua antigua, el Euskara, como en la lengua joven, la Gaztelanía o el Castellano. Estas dos lenguas no son ajenas a los vascos, ni lingüísticamente entre si. La lengua nueva nace evolucionada al amparo de la primera, muy cerca de nuestros territorios históricos.
La unificación de los dialectos del Euskara con el Batua, ha sido un logro para garantizar la supervivencia de la lengua vasca, una de las bases más antiguas de los extractos lingüísticos europeos. En este sentido, debemos seguir promocionando su educación, conocimiento, práctica cotidiana voluntaria e investigación sobre la misma.
La promoción del Euskera debe hacerse sin imposiciones ideológicas, sin ejercicios de inmersión lingüística identitaria y excluyente que produzcan discriminación o ruptura social.
La identidad de la cultura vasca, es la que se ha generado y evolucionado a lo largo de los tiempos, comunicada gracias al uso y disfrute de las dos lenguas de nuestro pueblo el euskera y el gaztelano.
4.- ENTENDIMIENTO SOCIAL Pretendemos que el entendimiento social en Euskal Herria se haga en base a la realización efectiva de los Derechos Humanos, para lo cual pensamos desarrollar estrategias de fortalecimiento real de estos derechos con leyes Forales y del Gobierno Vasco que garanticen: trabajo, vivienda, educación, sanidad para todos y que eviten la discriminación social.
Ayudas a crédito bajo interés a iniciativas de empleo con presupuesto cero. Promoción de empresas en trabajo cooperativo. Apoyo a Investigación, Desarrollo. Autónomos, PYMES.
La dignidad humana de los parados, realizada fortaleciendo los derechos a la RGI con Leyes Forales y de Gobierno Vasco garantistas.
El derecho a la vivienda realizado por planificación estratégica de necesidades. Concesión de derecho social a superficie y edificabilidad, estable, en alquiler o hipoteca pública a bajo interés. Prohibición de los sin techo.
Leyes Forales y del Gobierno Vasco, para la creación de Plataformas de Participación Ciudadana en la gestión directa y democrática de los servicios públicos, en especial, los relativos a Trabajo, Vivienda, Educación y Sanidad.
ANEXOS:
SOBRE LOS TERRITORIOS HISTÓTICOS Y LAS DIPUTACIONES FORALES
DIPUTACIÓNES FORALES Por lo que respecta a la ley de Territorios Históricos; modificada en la época del Lendakari Ardanza, a beneficio electoral de los partidos de la casta, con ideas centralizadoras en Euskal Herria; manifestamos nuestra voluntad de modificarla teniendo en cuenta los criterios representativos, descentralizadores, paritarios e igualitarios que siempre han caracterizado a las 7 Cuadrillas de Araba; así como a las de Vizcaya y Guipuzcoa y dotar a las Diputaciones Forales de poder legislativo descentralizador.
SOBRE NAVARRA Con respecto a Navarra pensamos que el respeto a las propias decisiones de los navarros es inherente a los criterios históricos del Fuero, paritario e igualitario que conforman la identidad del viejo reino. Y que estos parámetros, son la formula válida para la integración del País Vasco con o en Navarra.
5.- Propuesta de organización PODEMOS AHAL DUGU para la Comunidad Foral de EUSKAL HERRIA Consejo Ciudadano Foral, Alava=Vizcaya=Guipuzcoa
RESUMEN PROPUESTA ORGANIZATIVA Con respecto a la cuestión organizativa la posición para el Consejo Ciudadano es 11 por Alava = 11 por Vizcaya = 11 por Guipuzcoa. Consideramos que este el signo identitario, igualitario, paritario, democrático y administrativo de los vascos desde la época de Cartago, actualizado a lo largo de los tiempos y que PODEMOS actualizar, sin perder la esencia, con objetivos descentralizadores de PODER CIUDADANO
Principios ORGANIZATIVOS PODEMOS AHAL DUGU EUSKAL HERRIA
SECRETARIO GENERAL EUSKAL HERRIA Consejo Ciudadano paritario e igualitario: ARABA 11 CONSEJEROS VIZCAYA 11 CONSEJEROS GUIPUZCOA 11 CONSEJEROS
Modelo organizativo foral, paritario e igualitario
Entendemos la forma de organización de nuestra comunidad con base en los Derechos Históricos y Forales, característica propia y distintiva de los vascos. . Proponemos organizar PODEMOS AHAL DUGU en Euskal Herria conforme a los criterios forales, igualitarios y paritarios,por lo que pretendemos que las tres provincias, Álava, Vizcaya, Guipuzcoa, tengan la misma representación en el Consejo Ciudadano; esto es 11+11+11, consejeros por provincia, encabezados por un Secretario General de Euskal Herria.
Así mismo entendemos los cargos representativos como un servicio de responsabilidad social ciudadana y honorabilidad personal.
submitted by PdViana to podemos [link] [comments]


2015.01.18 01:56 PdViana Nueva política para el entendimiento en el País Vasco Euskal Herria DESCENTRALIZAR, GANAR PODER CIUDADANO, FORTALECER DERECHOS HISTORICOS.

En la nueva política para el País Vasco-Euskal Herria, entendemos la necesidad de actualizar y fortalecer nuestros Derechos Históricos, como un proceso administrativo descentralizador que facilite el empoderamiento de la ciudadanía en la gestión directa de los servicios públicos.
Entre los objetivos estratégicos, nos planteamos impulsar un Proceso Constituyente actualizador y fortalecedor de los Derechos Históricos y Forales, soberanos, paritarios (Alava=Guipuzca=Vizcaya) y descentralizadores, tanto con respecto al Estado Español, como a la Unión Europea y al propio Gobierno Vasco.
A su vez, pensamos que la identidad de la cultura vasca,, es la que se ha generado y evolucionado a lo largo de los tiempos, comunicada gracias al uso y disfrute de las dos lenguas de nuestro pueblo, la antigua, el euskera y la joven, el gaztelano o castellano.
Pretendemos establecer sintonías y sincronías políticas entre todas las sensibilidades políticas que permitan la realización efectiva de los Derechos Humanos, la concordia política en Euskal Herria.
Por lo que respecta a los derechos y libertades ciudadanas, al ejercicio del Derecho a Decidir, dejamos claro que no queremos debilitar ni económica, ni estratégicamente, al Estado Español; ni debilitarnos.
Decimos que hay que diseñar estrategias de convivencia, puentes, por el entendimiento político, cultural y social para abordar el futuro con propuestas de dignidad para la todos, con leyes Forales y del Gobierno Vasco, que garanticen realmente los Derechos, Humanos al trabajo, vivienda, educación, sanidad, que eviten desigualdad o discriminación social.
A nivel táctico, consideramos empoderar a la ciudadanía con Plataformas de Participación Directa, para la gestión democrática de los servicios públicos mencionados.
PROPUESTA ORGANIZATIVA Con respecto a la cuestión organizativa la posición es 11 por Alava = 11 por Vizcaya = 11 por Guipuzcoa para el Consejo Ciudadano, considerando que este el signo identitario, igualitario, paritario, democrático y administrativo de los vascos desde la época de Cartago, actualizado a lo largo de los tiempos y que PODEMOS actualizar, sin perder la esencia, con objetivos descentralizadores de PODER CIUDADANO
1.-ANALISIS CRITICO Los vascos, desde la Constitución del 78 y a pesar de la formación del primer Parlamento Vasco de nuestra historia, en el año 1980, hemos vivido la práctica de la política, desde posiciones ideológicas partidistas excesivamente acríticas cuando no fanatizadas o extremadas y violentas que han producido un gran dolor social y perversión democrática entre nosotros y nuestro entorno.
La perversión democrática producida con la violencia ha sido aprovechada por la casta nacionalista representada por PNV, “unos agitan el árbol y otros recogen las nueces” y apoyada por el colaboracionismo cínico del PSE en una etapa de terror en la que la ausencia de respeto a los Derechos Humanos brillaba por doquier.
El colaboracionismo PNV-PSE y la obstinada inercia de la izquierda abertxale a la participación democrática, ha permitido el asentamiento institucional de la casta política vasca sobre bases opacas de un amiguismo de clientelas poco recomendable desde el punto de vista político.
La falta de revisión critica de la ideología nacionalista, anclada en el pasado, con percepciones y perjuicios propios del siglo XIX, así como la superficial interpretación de la diferenciación étnica y cultural; ha transgiversado la realidad histórica común de los pueblos ibéricos e imbuido el sentimiento de lo vasco, en una confrontación sistemática con respecto a lo español, como si ambos sentimientos no fueran políticamente compatibles con el Estado de Derecho.
Por otra parte, el efecto de la estrategia política neoliberal, sustentada tanto por la casta nacionalista, socialista como popular, no sólo ha desmantelado nuestro tejido industrial, sino que amenaza el fututo del bienestar de la ciudadanía, pues no se han previsto ni desarrollado los contrafuertes legales y económicos necesarios para garantizar el equilibrio, la cohesión social y democrática a la que la ciudadanía vasca tiene derecho conforme a sus usos y costumbres milenarias.
A esto, hay que añadir las presiones que sobre la soberanía de nuestros derechos forales se están ejerciendo desde las tendencias centralizadoras de la Unión Europea, así como las que se hacen desde Estado Español por fuerzas como el PP , llevadas al extremo con UPyD, que pretende la disolución de nuestras Diputaciones Forales.
El mismo Gobierno Vasco, por medio de los sucesivos gobiernos PNV-PSE, en su afán por la centralización de Euskal Herria, ha vaciado de contenido político legislativo nuestras Diputaciones, en beneficio partidista de la casta y no de la ciudadanía de nuestros municipios.
Por tanto; la necesidad, de superar el dolor social, las perversiones políticas, así como evitar condicionamientos externos a nuestra soberanía foral y para garantizar el bienestar social en Euskal Herria; nos planteamos, desde PODEMOS AHAL DUGU, abrir puertas a nuevas formas de participación ciudadana y nuevos criterios políticos de entendimiento, de fortalecimiento social y democrático de las instituciones.
En PODEMOS, no tenemos presupuestos ideológicos cerrados, al estilo de los del pasado siglo. Sobre los ejes clásicos de izquierda-derecha, nacionalismo vasco o español, nos reclamamos con los de abajo, con los que sufren los daños a la dignidad humana producidos por las injusticias sociales.
Por tanto, consideramos que hay que abordar el futuro con la voluntad de lograr el ejercicio efectivo de los derechos contemplados en la Carta de los Derechos Humanos. Y en este sentido, pensamos que en Euskal Herria, desde el escrupuloso respeto a los mismos, hay que diseñar estrategias de convivencia, puentes, por el entendimiento político, cultural y social para abordar el futuro con garantías reales de dignidad para la ciudadanía.
2.- ENTENDIMIENTO POLITICO
Pretendemos tender puentes al entendimiento entre todas las sensibilidades políticas, al objeto de establecer las bases de convivencia y normalización política. que permitan la realización efectiva de los Derechos Humanos y la concordia política en Euskal Herria.
Para lo cual, pensamos que se hace necesario establecer sintonías y sincronías políticas que permitan el reconocimiento del dolor de todas las victimas, esclarecimientos, disolución de la organización armada de los que han ejercido la violencia política, así como el digno acercamiento de presos. Pretendemos tender puentes que permitan la realización efectiva de los Derechos Humanos, la concordia política en Euskal Herria
DERECHO A DECIDIR y DERECHOS HISTORICOS
PODEMOS AHAL DUGU considera que el derecho a decidir del País Vasco sobre su futuro, abre las puertas a nuevas formas de participación democrática en las instituciones y que tanto estas como sus servicios, deben de entenderse como instrumentos de cambio y mejora, más allá de su papel representativo o de prestación social.
La ciudadanía, además de manifestar libremente su opinión en cualquier aspecto polémico de la política, mediante referéndum, debe participar directamente en la gestión de los servicios públicos, al objeto de fortalecerlos, garantizando su utilidad y calidad de forma independiente a la administración.
Con respecto al derecho a decidir sobre nuestra soberanía, autogobierno o relación con otras instituciones como el Estado Español o la Unión Europea, pensamos que:
De los Derechos Históricos, Forales, emergen las formas de gobierno soberano, paritario, descentralizado y democrático que nos caracteriza y conforma nuestra auténtica indentidad, constitución política, relacional, nuestra forma de vida y costumbres milenarias.
Estos derechos están amenazados por la creciente presión centralizadora que la globalización política y los mercados ejercen sobre los gobiernos de la Unión Europea y desde la misma Unión sobre los gobiernos de las naciones.
Es contra esta tendencia, por lo que en PODEMOS AHAL DUGU, pensamos que hay que impulsar en el País Vasco- Euskal Herria, un Proceso Constituyente, actualizador y fortalecedor de nuestros Derechos Históricos y Forales, soberanos, paritarios y descentralizadores, con respecto al Estado Español, a la Unión Europea y al propio Gobierno Vasco.
Así mismo, dejamos claro, que no queremos debilitar ni económica ni estratégicamente al Estado Español, ni debilitarnos, apoyando procesos secesionistas, dudosamente identitarios.
Pretendemos actualizar y fortalecer nuestros Derechos Históricos, obteniendo del Estado y la UE, garantías de respeto y defensa de nuestras formas soberanas de gobierno democrático, que en la nueva política entendemos, como un proceso descentralizador que facilite el empoderamiento de la ciudadanía en la gestión directa de de los servicios públicos.
3.- ENTENDIMIENTO CULTURAL Tender puentes al entendimiento cultural, entre todos los vascos, es imprescindible para la normalización política, social y democrática en el País Vasco-Euskal Herria.
Este entendimiento cultural puede hacerse sobre la base de que la lengua vasca es un instrumento de comunicación, la ayuda verbal, la Euskarri. La lengua no es la cultura, sino el medio de transmisión intergeneracional de la cultura misma.
Tras la invasión romana de la península Ibérica, la trasmisión de la cultura vasca, ha sido y es bilingüe. Desde Roma, los vascos peninsulares, se han comunicado tanto en la lengua antigua, el Euskara, como en la lengua joven, la Gaztelanía o el Castellano. Estas dos lenguas no son ajenas a los vascos, ni lingüísticamente entre si. La lengua nueva nace evolucionada al amparo de la primera, muy cerca de nuestros territorios históricos.
La unificación de los dialectos del Euskara con el Batua, ha sido un logro para garantizar la supervivencia de la lengua vasca, una de las bases más antiguas de los extractos lingüísticos europeos. En este sentido, debemos seguir promocionando su educación, conocimiento, práctica cotidiana voluntaria e investigación sobre la misma.
La promoción del Euskera debe hacerse sin imposiciones ideológicas, sin ejercicios de inmersión lingüística identitaria y excluyente que produzcan discriminación o ruptura social.
La identidad de la cultura vasca, es la que se ha generado y evolucionado a lo largo de los tiempos, comunicada gracias al uso y disfrute de las dos lenguas de nuestro pueblo el euskera y el gaztelano.
4.- ENTENDIMIENTO SOCIAL Pretendemos que el entendimiento social en Euskal Herria se haga en base a la realización efectiva de los Derechos Humanos, para lo cual pensamos desarrollar estrategias de fortalecimiento real de estos derechos con leyes Forales y del Gobierno Vasco que garanticen: trabajo, vivienda, educación, sanidad para todos y que eviten la discriminación social.
Ayudas a crédito bajo interés a iniciativas de empleo con presupuesto cero. Promoción de empresas en trabajo cooperativo. Apoyo a Investigación, Desarrollo. Autónomos, PYMES.
La dignidad humana de los parados, realizada fortaleciendo los derechos a la RGI con Leyes Forales y de Gobierno Vasco garantistas.
El derecho a la vivienda realizado por planificación estratégica de necesidades. Concesión de derecho social a superficie y edificabilidad, estable, en alquiler o hipoteca pública a bajo interés. Prohibición de los sin techo.
Leyes Forales y del Gobierno Vasco, para la creación de Plataformas de Participación Ciudadana en la gestión directa y democrática de los servicios públicos, en especial, los relativos a Trabajo, Vivienda, Educación y Sanidad.
ANEXOS:
SOBRE LOS TERRITORIOS HISTÓTICOS Y LAS DIPUTACIONES FORALES
DIPUTACIÓNES FORALES Por lo que respecta a la ley de Territorios Históricos; modificada en la época del Lendakari Ardanza, a beneficio electoral de los partidos de la casta, con ideas centralizadoras en Euskal Herria; manifestamos nuestra voluntad de modificarla teniendo en cuenta los criterios representativos, descentralizadores, paritarios e igualitarios que siempre han caracterizado a las 7 Cuadrillas de Araba; así como a las de Vizcaya y Guipuzcoa y dotar a las Diputaciones Forales de poder legislativo descentralizador.
SOBRE NAVARRA Con respecto a Navarra pensamos que el respeto a las propias decisiones de los navarros es inherente a los criterios históricos del Fuero, paritario e igualitario que conforman la identidad del viejo reino. Y que estos parámetros, son la formula válida para la integración del País Vasco con o en Navarra.
5.- Propuesta de organización PODEMOS AHAL DUGU para la Comunidad Foral de EUSKAL HERRIA Consejo Ciudadano Foral, Alava=Vizcaya=Guipuzcoa
RESUMEN PROPUESTA ORGANIZATIVA Con respecto a la cuestión organizativa la posición para el Consejo Ciudadano es 11 por Alava = 11 por Vizcaya = 11 por Guipuzcoa. Consideramos que este el signo identitario, igualitario, paritario, democrático y administrativo de los vascos desde la época de Cartago, actualizado a lo largo de los tiempos y que PODEMOS actualizar, sin perder la esencia, con objetivos descentralizadores de PODER CIUDADANO
Principios ORGANIZATIVOS PODEMOS AHAL DUGU EUSKAL HERRIA
SECRETARIO GENERAL EUSKAL HERRIA Consejo Ciudadano paritario e igualitario: ARABA 11 CONSEJEROS VIZCAYA 11 CONSEJEROS GUIPUZCOA 11 CONSEJEROS
Modelo organizativo foral, paritario e igualitario
Entendemos la forma de organización de nuestra comunidad con base en los Derechos Históricos y Forales, característica propia y distintiva de los vascos. . Proponemos organizar PODEMOS AHAL DUGU en Euskal Herria conforme a los criterios forales, igualitarios y paritarios,por lo que pretendemos que las tres provincias, Álava, Vizcaya, Guipuzcoa, tengan la misma representación en el Consejo Ciudadano; esto es 11+11+11, consejeros por provincia, encabezados por un Secretario General de Euskal Herria.
Así mismo entendemos los cargos representativos como un servicio de responsabilidad social ciudadana y honorabilidad personal.
submitted by PdViana to podemos [link] [comments]


2015.01.17 04:54 PdViana Nueva política para el entendimiento en el País Vasco Euskal Herria DESCENTRALIZAR, GANAR PODER CIUDADANO, FORTALECER DERECHOS.

Propuesta política y organizativa: Indice: 0.- Resumen 1.- Análisis crítico 2.- Entendimiento Político 3.- Entendimiento Cultural 4,. Entendimiento Social 5.- Organización.
Nueva política para el entendimiento en el País Vasco Euskal Herria DESCENTRALIZAR, GANAR PODER CIUDADANO, FORTALECER DERECHOS.
En la nueva política para el País Vasco-Euskal Herria, entendemos la necesidad de actualizar y fortalecer nuestros Derechos Históricos, como un proceso administrativo descentralizador que facilite el empoderamiento de la ciudadanía en la gestión directa de los servicios públicos.
Entre los objetivos estratégicos, nos planteamos impulsar un Proceso Constituyente actualizador y fortalecedor de los Derechos Históricos y Forales, soberanos, paritarios (Alava=Guipuzca=Vizcaya) y descentralizadores, tanto con respecto al Estado Español, como a la Unión Europea y al propio Gobierno Vasco.
A su vez, pensamos que la identidad de la cultura vasca,, es la que se ha generado y evolucionado a lo largo de los tiempos, comunicada gracias al uso y disfrute de las dos lenguas de nuestro pueblo, la antigua, el euskera y la joven, el gaztelano o castellano.
Pretendemos establecer sintonías y sincronías políticas entre todas las sensibilidades políticas que permitan la realización efectiva de los Derechos Humanos, la concordia política en Euskal Herria.
Por lo que respecta a los derechos y libertades ciudadanas, al ejercicio del Derecho a Decidir, dejamos claro que no queremos debilitar ni económica, ni estratégicamente, al Estado Español; ni debilitarnos.
Decimos que hay que diseñar estrategias de convivencia, puentes, por el entendimiento político, cultural y social para abordar el futuro con propuestas de dignidad para la todos, con leyes Forales y del Gobierno Vasco, que garanticen realmente los Derechos, Humanos al trabajo, vivienda, educación, sanidad, que eviten desigualdad o discriminación social.
A nivel táctico, consideramos empoderar a la ciudadanía con Plataformas de Participación Directa, para la gestión democrática de los servicios públicos mencionados.
PROPUESTA ORGANIZATIVA Con respecto a la cuestión organizativa la posición es 11 por Alava = 11 por Vizcaya = 11 por Guipuzcoa para el Consejo Ciudadano, considerando que este el signo identitario, igualitario, paritario, democrático y administrativo de los vascos desde la época de Cartago, actualizado a lo largo de los tiempos y que PODEMOS actualizar, sin perder la esencia, con objetivos descentralizadores de PODER CIUDADANO
1.-ANALISIS CRITICO Los vascos, desde la Constitución del 78 y a pesar de la formación del primer Parlamento Vasco de nuestra historia, en el año 1980, hemos vivido la práctica de la política, desde posiciones ideológicas partidistas excesivamente acríticas cuando no fanatizadas o extremadas y violentas que han producido un gran dolor social y perversión democrática entre nosotros y nuestro entorno.
La perversión democrática producida con la violencia ha sido aprovechada por la casta nacionalista representada por PNV, “unos agitan el árbol y otros recogen las nueces” y apoyada por el colaboracionismo cínico del PSE en una etapa de terror en la que la ausencia de respeto a los Derechos Humanos brillaba por doquier.
El colaboracionismo PNV-PSE y la obstinada inercia de la izquierda abertxale a la participación democrática, ha permitido el asentamiento institucional de la casta política vasca sobre bases opacas de un amiguismo de clientelas poco recomendable desde el punto de vista político.
La falta de revisión critica de la ideología nacionalista, anclada en el pasado, con percepciones y perjuicios propios del siglo XIX, así como la superficial interpretación de la diferenciación étnica y cultural; ha transgiversado la realidad histórica común de los pueblos ibéricos e imbuido el sentimiento de lo vasco, en una confrontación sistemática con respecto a lo español, como si ambos sentimientos no fueran políticamente compatibles con el Estado de Derecho.
Por otra parte, el efecto de la estrategia política neoliberal, sustentada tanto por la casta nacionalista, socialista como popular, no sólo ha desmantelado nuestro tejido industrial, sino que amenaza el fututo del bienestar de la ciudadanía, pues no se han previsto ni desarrollado los contrafuertes legales y económicos necesarios para garantizar el equilibrio, la cohesión social y democrática a la que la ciudadanía vasca tiene derecho conforme a sus usos y costumbres milenarias.
A esto, hay que añadir las presiones que sobre la soberanía de nuestros derechos forales se están ejerciendo desde las tendencias centralizadoras de la Unión Europea, así como las que se hacen desde Estado Español por fuerzas como el PP , llevadas al extremo con UPyD, que pretende la disolución de nuestras Diputaciones Forales.
El mismo Gobierno Vasco, por medio de los sucesivos gobiernos PNV-PSE, en su afán por la centralización de Euskal Herria, ha vaciado de contenido político legislativo nuestras Diputaciones, en beneficio partidista de la casta y no de la ciudadanía de nuestros municipios.
Por tanto; la necesidad, de superar el dolor social, las perversiones políticas, así como evitar condicionamientos externos a nuestra soberanía foral y para garantizar el bienestar social en Euskal Herria; nos planteamos, desde PODEMOS AHAL DUGU, abrir puertas a nuevas formas de participación ciudadana y nuevos criterios políticos de entendimiento, de fortalecimiento social y democrático de las instituciones.
En PODEMOS, no tenemos presupuestos ideológicos cerrados, al estilo de los del pasado siglo. Sobre los ejes clásicos de izquierda-derecha, nacionalismo vasco o español, nos reclamamos con los de abajo, con los que sufren los daños a la dignidad humana producidos por las injusticias sociales.
Por tanto, consideramos que hay que abordar el futuro con la voluntad de lograr el ejercicio efectivo de los derechos contemplados en la Carta de los Derechos Humanos. Y en este sentido, pensamos que en Euskal Herria, desde el escrupuloso respeto a los mismos, hay que diseñar estrategias de convivencia, puentes, por el entendimiento político, cultural y social para abordar el futuro con garantías reales de dignidad para la ciudadanía.
2.- ENTENDIMIENTO POLITICO
Pretendemos tender puentes al entendimiento entre todas las sensibilidades políticas, al objeto de establecer las bases de convivencia y normalización política. que permitan la realización efectiva de los Derechos Humanos y la concordia política en Euskal Herria.
Para lo cual, pensamos que se hace necesario establecer sintonías y sincronías políticas que permitan el reconocimiento del dolor de todas las victimas, esclarecimientos, disolución de la organización armada de los que han ejercido la violencia política, así como el digno acercamiento de presos. Pretendemos tender puentes que permitan la realización efectiva de los Derechos Humanos, la concordia política en Euskal Herria
DERECHO A DECIDIR y DERECHOS HISTORICOS
PODEMOS AHAL DUGU considera que el derecho a decidir del País Vasco sobre su futuro, abre las puertas a nuevas formas de participación democrática en las instituciones y que tanto estas como sus servicios, deben de entenderse como instrumentos de cambio y mejora, más allá de su papel representativo o de prestación social.
La ciudadanía, además de manifestar libremente su opinión en cualquier aspecto polémico de la política, mediante referéndum, debe participar directamente en la gestión de los servicios públicos, al objeto de fortalecerlos, garantizando su utilidad y calidad de forma independiente a la administración.
Con respecto al derecho a decidir sobre nuestra soberanía, autogobierno o relación con otras instituciones como el Estado Español o la Unión Europea, pensamos que:
De los Derechos Históricos, Forales, emergen las formas de gobierno soberano, paritario, descentralizado y democrático que nos caracteriza y conforma nuestra auténtica indentidad, constitución política, relacional, nuestra forma de vida y costumbres milenarias.
Estos derechos están amenazados por la creciente presión centralizadora que la globalización política y los mercados ejercen sobre los gobiernos de la Unión Europea y desde la misma Unión sobre los gobiernos de las naciones.
Es contra esta tendencia, por lo que en PODEMOS AHAL DUGU, pensamos que hay que impulsar en el País Vasco- Euskal Herria, un Proceso Constituyente, actualizador y fortalecedor de nuestros Derechos Históricos y Forales, soberanos, paritarios y descentralizadores, con respecto al Estado Español, a la Unión Europea y al propio Gobierno Vasco.
Así mismo, dejamos claro, que no queremos debilitar ni económica ni estratégicamente al Estado Español, ni debilitarnos, apoyando procesos secesionistas, dudosamente identitarios.
Pretendemos actualizar y fortalecer nuestros Derechos Históricos, obteniendo del Estado y la UE, garantías de respeto y defensa de nuestras formas soberanas de gobierno democrático, que en la nueva política entendemos, como un proceso descentralizador que facilite el empoderamiento de la ciudadanía en la gestión directa de de los servicios públicos.
3.- ENTENDIMIENTO CULTURAL Tender puentes al entendimiento cultural, entre todos los vascos, es imprescindible para la normalización política, social y democrática en el País Vasco-Euskal Herria.
Este entendimiento cultural puede hacerse sobre la base de que la lengua vasca es un instrumento de comunicación, la ayuda verbal, la Euskarri. La lengua no es la cultura, sino el medio de transmisión intergeneracional de la cultura misma.
Tras la invasión romana de la península Ibérica, la trasmisión de la cultura vasca, ha sido y es bilingüe. Desde Roma, los vascos peninsulares, se han comunicado tanto en la lengua antigua, el Euskara, como en la lengua joven, la Gaztelanía o el Castellano. Estas dos lenguas no son ajenas a los vascos, ni lingüísticamente entre si. La lengua nueva nace evolucionada al amparo de la primera, muy cerca de nuestros territorios históricos.
La unificación de los dialectos del Euskara con el Batua, ha sido un logro para garantizar la supervivencia de la lengua vasca, una de las bases más antiguas de los extractos lingüísticos europeos. En este sentido, debemos seguir promocionando su educación, conocimiento, práctica cotidiana voluntaria e investigación sobre la misma.
La promoción del Euskera debe hacerse sin imposiciones ideológicas, sin ejercicios de inmersión lingüística identitaria y excluyente que produzcan discriminación o ruptura social.
La identidad de la cultura vasca, es la que se ha generado y evolucionado a lo largo de los tiempos, comunicada gracias al uso y disfrute de las dos lenguas de nuestro pueblo el euskera y el gaztelano.
4.- ENTENDIMIENTO SOCIAL Pretendemos que el entendimiento social en Euskal Herria se haga en base a la realización efectiva de los Derechos Humanos, para lo cual pensamos desarrollar estrategias de fortalecimiento real de estos derechos con leyes Forales y del Gobierno Vasco que garanticen: trabajo, vivienda, educación, sanidad para todos y que eviten la discriminación social.
Ayudas a crédito bajo interés a iniciativas de empleo con presupuesto cero. Promoción de empresas en trabajo cooperativo. Apoyo a Investigación, Desarrollo. Autónomos, PYMES.
La dignidad humana de los parados, realizada fortaleciendo los derechos a la RGI con Leyes Forales y de Gobierno Vasco garantistas.
El derecho a la vivienda realizado por planificación estratégica de necesidades. Concesión de derecho social a superficie y edificabilidad, estable, en alquiler o hipoteca pública a bajo interés. Prohibición de los sin techo.
Leyes Forales y del Gobierno Vasco, para la creación de Plataformas de Participación Ciudadana en la gestión directa y democrática de los servicios públicos, en especial, los relativos a Trabajo, Vivienda, Educación y Sanidad.
ANEXOS:
SOBRE LOS TERRITORIOS HISTÓTICOS Y LAS DIPUTACIONES FORALES
DIPUTACIÓNES FORALES Por lo que respecta a la ley de Territorios Históricos; modificada en la época del Lendakari Ardanza, a beneficio electoral de los partidos de la casta, con ideas centralizadoras en Euskal Herria; manifestamos nuestra voluntad de modificarla teniendo en cuenta los criterios representativos, descentralizadores, paritarios e igualitarios que siempre han caracterizado a las 7 Cuadrillas de Araba; así como a las de Vizcaya y Guipuzcoa y dotar a las Diputaciones Forales de poder legislativo descentralizador.
SOBRE NAVARRA Con respecto a Navarra pensamos que el respeto a las propias decisiones de los navarros es inherente a los criterios históricos del Fuero, paritario e igualitario que conforman la identidad del viejo reino. Y que estos parámetros, son la formula válida para la integración del País Vasco con o en Navarra.
5.- Propuesta de organización PODEMOS AHAL DUGU para la Comunidad Foral de EUSKAL HERRIA Consejo Ciudadano Foral, Alava=Vizcaya=Guipuzcoa
RESUMEN PROPUESTA ORGANIZATIVA Con respecto a la cuestión organizativa la posición para el Consejo Ciudadano es 11 por Alava = 11 por Vizcaya = 11 por Guipuzcoa. Consideramos que este el signo identitario, igualitario, paritario, democrático y administrativo de los vascos desde la época de Cartago, actualizado a lo largo de los tiempos y que PODEMOS actualizar, sin perder la esencia, con objetivos descentralizadores de PODER CIUDADANO
Principios ORGANIZATIVOS PODEMOS AHAL DUGU EUSKAL HERRIA
SECRETARIO GENERAL EUSKAL HERRIA Consejo Ciudadano paritario e igualitario: ARABA 11 CONSEJEROS VIZCAYA 11 CONSEJEROS GUIPUZCOA 11 CONSEJEROS
Modelo organizativo foral, paritario e igualitario
Entendemos la forma de organización de nuestra comunidad con base en los Derechos Históricos y Forales, característica propia y distintiva de los vascos. . Proponemos organizar PODEMOS AHAL DUGU en Euskal Herria conforme a los criterios forales, igualitarios y paritarios,por lo que pretendemos que las tres provincias, Álava, Vizcaya, Guipuzcoa, tengan la misma representación en el Consejo Ciudadano; esto es 11+11+11, consejeros por provincia, encabezados por un Secretario General de Euskal Herria.
Así mismo entendemos los cargos representativos como un servicio de responsabilidad social ciudadana y honorabilidad personal.
submitted by PdViana to PlazaEuskadi [link] [comments]


2014.08.18 21:56 sapabla ROCE Y PUENTE( Segunda Parte)

Una visión particular de los procesos de acción política y cultural de la inmigración en la segunda mitad del siglo XX en Catalunya. Los cambios demográficos inducen cambios sociales, culturales i políticos. Así ha sido en Catalunya el último cuarto del siglo XX. Cambios que todavía perduran, con situaciones intermedias, de tránsito, probablemente algunas inacabadas como la existencia de dualidades culturales en determinados sectores de la población, pero con un balance que globalmente tenemos que considerar positivo. La primera cuestión sobre la cual conviene interrogarse es qué pasó con las oleadas migratorias del siglo XX; cómo se formo, entonces, una nueva clase popular i trabajadora en la periferia de las ciudades –o en ciudades metropolitanas enteras- y cómo la acción política y cultural de este colectivo ha sido fundamental para entender el desarrollo de Cataluña los últimos años. También cómo ha sido la formación de sus dirigentes políticos, en buena parte de los partidos políticos de izquierda y del movimiento sindical, de las últimas décadas, desde la transición política. Se ha escrito mucho de cómo se producen estas migraciones en un contexto de pobreza y de dictadura del estado español. A grandes rasgos, se trata de una inmigración que en otros países se origina en los entornos rurales en dirección a las ciudades y a los territorios industrializados. El nuestro es, sin duda, un contexto singular. Primero por la situación de la posguerra i dictadura. Segundo, por la falta de infraestructuras y viviendas para acoger a esta población. La ciudad informal, las chabolas, la infravivienda y la promoción pública de polígonos de viviendas de entre 19 y 60 metros cuadrados en las periferias urbanas que se construyeron en los años 50, 60 y 70, produjo barrios nuevos enteros donde todo el mundo era de fuera. Otros pueblos del ámbito metropolitano vieron como la especulación urbanística, y la presión de la demanda, multiplicaron por mucho su población transformándolos en ciudades mayoritariamente de gente inmigrada.
La formación de las nuevas clases trabajadoras industriales y de servicios en estos barrios y ciudades fue acompañada también de procesos de conciencia política y sindical que afloraron en las postrimerías del franquismo y fueron muy activos en la transición con posiciones claramente de izquierdas y de centro-izquierda. La democracia, i especialmente los gobiernos progresistas, facilitaron el mayor progreso social y económico en España de los últimos tiempos con la constitución del estado de derecho y del bienestar que conocemos. En paralelo, las ciudades también gobernadas por la izquierda, inician en los 80 i los 90 lo que ha sido la mayor transformación urbana a favor de la calidad del espacio público y la cohesión social. Los barrios se dotan de equipamientos públicos, de servicios e infraestucturas en un momento también en el que los jóvenes provenientes de las clases trabajadoras acceden con más facilidad a la formación universitaria. El resultado de todo este proceso histórico es el registro de las mayores tasas de movilidad social por una parte importante de la población inmigrada o de sus hijos o nietos. En términos de progreso social, no hay duda que hay un relato de éxito colectivo mayoritario. También hay, sin embargo, sectores de la población que no accedieron a este progreso colectivo, especialmente la gente mayor con pensiones bajas y en áreas urbanas degradadas. De entrada, lo que se puede afirmar es que la acción política, y la elección política, de las clases populares y trabajadoras, también de buena parte de las clases medianas urbanas, ha producido una serie de gobiernos con capacidad de generar una sociedad más justa y progresista que permite un mayor bienestar a estas mismas clases trabajadoras. Y los dirigentes que emergen de estos colectivos han sido fundamentales en todo este proceso histórico. Hubo un gobierno de centro-derecha en la Generalitat durante muchos años que hizo algo de trabajo, pero es la acción municipalista de la izquierda y de los gobiernos en Madrid ,progresistas, el verdadero motor del desarrollo y de bienestar más importante. El otro gran ámbito a considerar es cómo funcionó “esta máquina de hacer catalanes” que se afirma que es Cataluña. Especialmente conviene analizar si la manera de hacer es la asimilación desde la cultura dominante o si los nuevos catalanes fueron sujetos activos en la formación de su nueva ciudadanía cultural. Cataluña, sus instituciones, pierden con la dictadura la capacidad de proteger la lengua propia, de defender su literatura, su música, su creación artística y su cultura popular y tradicional. Hay en la posguerra una persecución de los rasgos diferenciales y propios del fascismo uniformador. Esto pasa aquí y del mismo modo en el resto de España. Aparece, a medida que avanza la segunda mitad del siglo XX un movimiento de defensa de la cultura catalana que se inscribe, se fusiona, o como mínimo se alía, según cada territorio i cada sector en la lucha contra la dictadura. Catalanismo y lucha por la democracia –o el socialismo- solidifican estrategias de resistencia y de futuro en los años de la transición. Esto contribuyó a la difusión de la cultura catalana en los sectores más politizados y juveniles de la población inmigrada. El aprendizaje del catalán, la recuperación de tradiciones populares y la reinvención de nuevas formas de expresión festiva con parámetros tradicionales y originarios, fueron acompañados de una importante efervescencia de la creación cultural, inicialmente amateur, en el arte, el teatro, la literatura y la música. La creación de las compañías de vanguardia, la nueva canción, la amplía difusión de los autores literarios catalanes,... generaron muchos significados y reforzó la dimensión simbólica de la cultura de pertenencia a un pueblo, a una nación, para el conjunto de la población. También, para los sectores más activos de las nuevas periferias. . De esta realidad se ha hablado mucho y está ampliamente documentada. En cambio, no se habla tanto de cómo la población inmigrada, en estos años, también fue activa culturalmente. Básicamente porque no tenía más remedio. Desarraigados de los pueblos de origen, habitantes en barriadas sin servicios, sin tradiciones, sin ningún acontecimiento festivo y cohesionador, algunos barrios no disponían ni de una toponimia conocida ni una memoria histórica por aprender. Los recién llegados dotarse de recursos culturales para su existencia. Recursos que fueran útiles y funcionales por vivir en realidades caracterizadas por el desarraigo y la sedimentación social. Mayoritariamente, lo que pasa a los años 70, 80, es que hay un proceso de construcción de una ciudadanía cultural absolutamente necesaria por dotarse, de entrada, de una identidad simbólica, y posteriormente de una capacidad de expresión y de afirmación creativa. Los jóvenes, recién llegados o nacidos aquí, no eran de allá -de los pueblos originarios de la familia- ni eran de aquí. Este “no ser” sirvió de base a una efervescencia de entidades culturales y sociales de muchas clases. Algunas, con influencia de las entidades tradicionales de la cultura popular catalana, otras en el excursionismo, muchas de carácter vecinal, otras por constituir grupos, a veces familiares, de las regiones de origen. Entidades y tramas sociales informales que actuaron como potentes agentes de socialización cultural. Aunque con resultados diversos y en muchas ocasiones sin continuidad De este proceso conviene destacar cómo la cultura incide en la conducta social y en las estructuras sociales en una relación de influencia mutua. La cultura sustenta, legitima, y alimenta la estructura social pero si el sustrato estructural de los rasgos que conforman una determinada cultura desaparece, lo más probable es que estos desaparezcan o se transformen para dar pie a una nueva cultura más eficaz y funcional por el individuo en relación a la nueva estructura social. Esto es lo que sucedió con la población inmigrada que tuvo que dotarse de una nueva ciudadanía cultural, de hecho, de varias ciudadanías culturales para crecer en una Catalunya moderna - después post-moderna -, urbana e industrial. Los rasgos, los elementos cognitivos, los valores, las normas y los signos de las culturas de origen estaban estrechamente atados a las estructuras sociales -rurales- de procedencia. Los primeros años de la llegada de la inmigración se usaron los códigos y signos culturales en los que habían sido socializados originariamente. Por otro lado, el franquismo ya se encargó, como estrategia frente la cultura catalana, de exaltar el folclore regional. Posteriormente, los códigos y signos primigenios se permeabilizan de lo que ofrece la sociedad de acogida y se produce una transformación de los sujetos y también, a la vez, de su entorno. Esto no excluye que haya sectores de la población inmigrada que conserve espacios de relación con sus orígenes. Sea a través de entidades regionales, escuchando emisoras próximas, escuchando música que consideran como propia aunque sea canción española contemporánea, siguiendo la vida del pueblo, escogiendo determinadas cadenas de televisión,... pueden mantener espacios culturales propios perfectamente compatibles con el aprendizaje del catalán por parte de sus nietos, el aprendizaje de nuevas tradiciones o lo que es más importante, sentirse parte de un colectivo que avanza progresivamente. Cabe recordar que las casas regionales, las sociedades locales folclóricas, las federaciones que se crearon posteriormente, hicieron también de base del puente para la construcción de una nueva ciudadanía cultural. Otras personas hicieron un proceso de asimilación y de socialización cultural en las recientemente estrenadas manifestaciones populares de raíz catalana. Esto pasó especialmente en ciudades y municipios pequeños con una gran densidad asociativa en forma de sociedades, ateneos, creación amateur, etc. También un sector de la iglesia catalana, y durante unos años, tuvo un papel muy relevante en estos procesos de socialización, especialmente entre los jóvenes de familias inmigradas y creyentes por la vía del escoltismo, los movimientos especializados y las parroquias. Actuaron igualmente potentes proveedores de identificación simbólica, el deporte en general, el Barça y el Español, y el deporte amateur, los sindicatos, los propios partidos políticos fueron activos en la construcción de toda esta nueva ciudadanía cultural. La gran mayoría de la inmigración del siglo XX ha encontrado su acomodación en un imaginable contínuum cultural entre el pasado y el presente. Y, lo más importante, es que con esta acomodación han sido transformadores silenciosos de la realidad. La afirmación política e intencionada de que “es hora de reconocer como catalana toda manifestación cultural de los ciudadanos de Catalunya” que es la mejor manera de reconocer la existencia de varias ciudadanías culturales catalanas
En Barcelona y en las ciudades metropolitanas aparecen otros movimientos que proveen de recursos culturales a los jóvenes y muy especialmente a los jóvenes que ya son segunda generación. Los movimientos musicales internacionales, el rock y el pop en castellano que se crea en Catalunya, las culturas urbanas europeas,... que constituyen la fuente de la ciudadanía cultural para estos jóvenes. El estudio de Jordi Nofre, publicado en la Fundació Campalans en 2007 describe como hay todavía ciertas dualidades culturales entre los jóvenes en Catalunya y resistencias a las propuestas que reciben el apoyo de las instituciones públicas. . No estamos en condiciones de decir que el proceso se ha cerrado del todo desde el punto de vista del desarrollo cultural del conjunto de la población. Sólo podemos afirmar que en Catalunya hubo un proceso migratorio que generó unas determinadas estrategias políticas y culturales del conjunto de la población, también de la inmigrada, que ha dado como resultado una sociedad globalmente cohesionada Sabemos, en resumen, que desde las culturas originarias de la población inmigrada se produjo un proceso de aculturación, es decir, de síntesis que ha dado los resultados que conocemos. Pero no debemos perder de vista que hay otros sistemas culturales muy potentes que operan en nuestra sociedad como es la denominada “cultura occidental”, es decir, la cultura científica, del conocimiento y del cultivo de las artes, el laicismo, la democracia,... que también está sujeto a importantes tensiones por la globalización
submitted by sapabla to podemos [link] [comments]